Katie Gately “Katie Gately”

PUBINF011_Packshot_550

Seguimos encontrando nombres apasionantes que podríamos añadir a aquel extenso artículo sobre nuevos valores femeninos dentro de la música experimental estos últimos cursos. La angelina Katie Gately consigue adentrarse en el siempre interesante catálogo de Public Information con un ep donde nos muestra sus bazas como compositora y su habilidad para manejar texturas vocales y sonoras que le ha valido comparaciones desde Julia Holter (entiendo que por el componente de la procedencia) o con Holly Herndon (como bien comentaba Frankie en el Introducing que le dedicó el pasado mes de julio). De algún modo, también encuentro al enfrentarme con su ep conexiones que me hacen recordar de algún modo a Jenny Hval, Phamrakon, AGF o Marina Rosenfeld (nombres además que se han encargado de publicar cuatro trabajos muy recomendables). Nombres que entienden la experimentación digital desde una óptica en la que aún queda un lugar para dejar entrar un componente de art-pop que sirva como factor humano aunque acabe triturado, fracturado y expuesto a la perversión de sesudos parámetros imposibles.

Con este ep de debut de título homónimo nos presenta seis piezas donde se dedica a jugar con ánimo glitchista con diferentes texturas sonoras que nos recuerdan en la inicial “Ice” a un extraño universo donde cabrían diferentes referentes sonoros desde raster-noton pasando por la agresividad cortante de Subtext y terminando en la puerta indomable de PAN. Un corte instrumental de entrada nervioso e inclemente que abre la puerta al lirismo envolvente de “Last Day”, con ese tono onírico que me hace recordar a un extraño cruce entre el experimento r&b de FAY aunque desde una perspectiva más perversa. Otra forma de enfrentarse a ese universo es la que hemos observado recientemente con Jessy Lanza en su debut de Hyperdub, aunque en el caso de Katie Gately hay una visión mucho más fragmentada que juega con la textura vocal como un espectro libre y que acaba pareciendo un requiem mortuorio arrastrado por una sensación triposa que se envuelve de recuerdos de Bristol tanto por el recuerdo de los noventa como por el estimulante presente de Young Echo o Vessel.

“Stings”, nos devuelve a una alucinada estampa donde las voces se superponen conformando una oratoria desencajada entre diabólicos requiebros electrónicos hasta que a la mitad de la pieza nos encontramos con puntos de conexión con Fatima Al-Qadiri o Jam City, aunque esta última comparación sería más acertada si tenemos en cuenta que los sonidos sampleados de “Dead Referee” son de una cancha de baloncesto, al igual que el tremendo corte de Jam City titulado “The Courts”, añadido a una enfermiza forma de dejar que se cuele su voz en un delirante mantra vocal que se quiebra una y otra vez hasta dejarte acompañado por un angosto pasadizo sonoro que sirve como escapatoria. Esta sensación se alimenta en la ingrávida “Left Half”, donde el espectro de Katie parece esparcirse entre una niebla tóxica alimentada por Maja S K Ratkje o Tujiko Noriko  hasta rematar la faena con “Stems”, qué nos la devuelve dando puntadas a girones digitales folk desde una perspectiva marciana y triturada por Sachiko M o Kaffe Mathews. Como punto de entrada y forma de darse a conocer, este EP de Katie Gately nos presenta una buena colección de bondades que nos hace estar atentos a sus movimientos y sin duda, pone el foco en sus futuros episodios de su obra de la que esperamos que sea igual de inspirada y provechosa.

Fran Martínez


Contenido relacionado:

One Response to Katie Gately “Katie Gately”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>