Helm “Silencer”

helm

Con Luke Younger uno nunca sabe lo que se le puede venir encima en cada nueva entrega. Esta derivada en el trabajo como Helm se perfila con mayor precisión desde que ganó nuestra atención al entrar en el catálogo del sello de Graham Lambkin, Kye, en 2011 con “Cryptography” y de cuyo lenguaje experimental derivó a una nueva tormenta sonora el año pasado en el excelso “Impossible Symmetry” ya dentro del catálogo del sello de Bill Kouligas. Este verano, recibimos la noticia de una nueva tanda de trabajos del que se ha convertido uno de los sellos de referencia en el terreno experimental como es PAN con Concrete Fence, Black Sites, Rene Hell y con el que nos enfrentamos en esta ocasión como es el de Helm. La nómina de nombres ya quitaba el aliento y prometía buenas dosis de chaladura electrónica , como así ha sido, pero de momento (a falta de escuchar el de Rene Hell) “Silencer” se ha convertido en el trabajo con más calado (sin desmerecer a los demás).

La evolución en la música de Helm es evidente desde un factor tan marcado como es el plano rítmico, aunque la manera de Younger de introducir estas mareas sea completamente marciana y abrasiva dentro de un entorno de manipulación sonora que le acercaba a Thomas Koner, Demdike Stare, Regis, Cindytalk, Black Rain o Mika Vainio (por utilizar las mismas referencias que emplee en la reseña de su anterior trabajo para Concepto Radio). En este nuevo trabajo, se reafirma en esta propuesta en el infierno del corte titular del ep. “Silencer”, son cerca de diez minutos de maleficio rítmico que serpentea por estos territorios al mismo tiempo que le añade una paleta de distorsiones y disonancias que me recuerdan a los vapores de azufre que desprenden la serie de trabajos de noise abstracto que este año han configurado Wolf Eyes, Hair Police, Beer Damage y Sightings (todos ellos también reseñados y destacados en la web). En este corte, podríamos incorporar multitud de referencias adicionales de artistas y sellos operando en parámetros de experimentación noise revitalizando su propuesta con la inclusión de latidos techno e industriales, aunque este ejercicio en  Concepto Radio ya suena bastante reiterativo al dedicarle una cantidad de referencias bastante importante a dicho fenómeno. Lo que hace un corte como “Silencer” tan magistral es que aún conociendo de sobra los elementos que componen este corte, tiene un efecto lunático y desgarrador completamente sublime y enfermo, capaz de revolverte las tripas y esperándote como una tarántula.

Los últimos suspiros del corte, te deja entre una espesa y densa neblina tóxica que se comunica con la densidad del siguiente corte titulado “Mirrored Palms”, pulsando en este caso un drone oscuro y con alaridos modulados en una pesadilla que me recuerda en parte a Damien Dubrovnik en “First Burning Attraction” (editado este año en su sello Alter) y en una versión aún más en cámara lenta entre el beat narcótico de Raime y el drone catastrofista entre Wagner y Herzog de Roly Porter (o lo que es lo mismo, el universo de Paul Jebanasam y Subtext). Con “Bergamo”, parece manipular elementos de campo que nos hacen retroceder en parte a “Cryptography” aunque en este caso con una densidad sonora envuelta en loops rítmicos desde la lejanía con los bajos atenazando la respiración en el vientre hasta sacudirse una descarga de nuevo apuntando a la perversión sonora de Maurizio Bianchi como a una banda sonora intrigante y fantasmagórica, deambulando perdida y avanzando en proceso de descomposición y apestando a carne infecta.

Lo que no te has dado cuenta, es que Younger ha decidido darte un respiro en estos dos cortes de transición hasta el apuñalamiento final de “The Haze”, que se vuelve a desarrollar a cámara lenta hipnotizándote con elementos primitivos en constante repetición que van ganando complejidad y al mismo tiempo, te adentra en un mar revuelto, aguas turbulentas que van arrastrándote hacia un devenir inevitable y que en su lento proceder eres incapaz de evitar la tortura final produciendo una sensación desesperante. Aunque sean lugares recurrentes a la hora de describir este tipo de sonidos, lo más significativo es que Helm consigue adentrarse con mayor seguridad en estos territorios desde una perspectiva que consigue generar tensión desde una manera mucho más precisa, en la linea de la confusión cadavérica de Nate Young o Aaron Dilloway en sus trabajos en solitario. Esta capacidad de pervertir lenguajes y hacerlos propios de una manera tan asombrosa le sigue convirtiendo en uno de los nombres clave dentro de la electrónica experimental en estos últimos años y consiguiendo un sonido tan personal e intransferible. “Silencer” es un ep asombroso que avanza y se asienta desde el profundo convencimiento de la certeza. Para Younger, de que esta senda de re-afirmación puede exprimirla de una manera original e imaginativa y para nosotros, el convencimiento de que sus trabajos son completamente intachables. Simetrías imprescindibles.

Fran Martínez


Contenido relacionado:

One Response to Helm “Silencer”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>