Kerridge “From The Shadows That Melt The Flesh”

kerridge

Segundo EP en lo que llevamos de 2013 de Samuel Kerridge para Downwards prolongando el inspirado estado de forma que demostró el previo “Waiting For Love”. En las líneas que dedicábamos al trabajo de Kerridge en la anterior reseña, obviamente habían referencias a una serie de artistas con cuyas similitudes dentro del techno ruidoso y experimental han ido creciendo cada temporada en mayor número, surgiendo cada vez nuevos sellos y subdivisiones para dedicarle un espacio a esta tendencia específica. Similitudes que por suerte en un buen número de artistas siguen ofreciendo una visión lo suficientemente personal como para no caer en el tedio y repetición. La música de Kerridge sabe bucear en la línea temporal que se ha ido imponiendo y en distintos parámetros generados dentro de esta derivación techno. Sabe conjugar el recuerdo y las enseñanzas surgidas de las cenizas de Sandwell District, tomando parte de la mortecina lógica doom de Regis, el sabor tradicional berlinés de Function y el dinamismo de Silent Servant; toma en parte el crujido fracturado y la exageración negativa de Subtext o The Haxan Cloak, el crepitar cavernario de Raime o Factory Floor, la lógica cinemática de Violetshaped, Kareem o Kreng, la asfixia de los artistas de Hospital Productions, Blackest Ever Black, Morphine, Avian, Trilogy Tapes, Opal Tapes, Tesla Tapes…

Nombres que obviamente retratan un presente, sin querer extendernos al pasado industrial para no resultar demasiado molesto y redundante. El objetivo al nombrar a estos artistas viene a reafirmar la afirmación anterior acerca del auge de sellos y artistas en las últimas temporadas. También, a subrayar que la mayoría de estos siguen manteniendo un interés en cada nueva referencia, ¿pero hasta cuándo? Una pregunta parecida planteaba en el “American Babylon” de Lussuria, recientemente. Obviamente, no hay una respuesta definitiva ya que no tengo gafas de pitoniso a lo Sandro Rey para predecir el futuro, pero si que puedo plantear una hipótesis acerca de su progresivo agotamiento entre este curso y el que viene , seguramente en favor de aplicar estas maniobras de oscurantismo a la IDM cuyo nuevo punto de referencia nos haría dar un salto hacia los años noventa, como ya podemos apreciar en las recientes derivaciones de Demdike Stare en sus “Test-Pressing” y los recientes trabajos de Miles en solitario.

Volviendo a “From The Shadows That Melt The Flesh”, estamos ante cuatro cortes inspirados y que consiguen situarse entre diferentes referentes analizados con anterioridad, pero desde la primera parte “From The Shadows That Melt The Flesh – 1”, observamos un tono mucho más ácido y corrosivo cercano a Chasing Voices al mismo tiempo que notamos la presión de los bajos cercana a Emptyset y el tremendismo del sello Works The Long Nights de Karenn o Trade, incluso podríamos citar a Blawan. Construcción funcional pero que ya no mira al pasado industrial o estrictamente techno. “From The Shadows That Melt The Flesh – 2”, se inspira en el aspecto cinemático y dub (editó en Horizontal Ground su primer ep, así que está clara la afección) para plantear el desasosiego y la intriga desde el detallismo de Stefan Betke ahogado por capas de neblina tóxica y sulfúrica circundante a Dro Carey / Tuff Sherm y en cuyo final, jugando con una panorámica mucho más ambiental nos recuerda al estado de suspensión del corte final del anterior “Waiting For Love”. “From The Shadows That Melt The Flesh – 3”, nos acoge en terrenos Subtext – The Haxan Cloak- Prurient…, power electronics, drone… hasta que aparece el latido rítmico de minimal/cold- wave que tan bien saben explotar Regis como Sandra Electronics o Silent Servant, añadiendo dinamismo a una enorme masa de ruido descontrolada.

Finalmente, el cuarto y último fragmento se vuelve a remitir de una manera más clara al drone ambient y al aspecto cinematográfico de su propuesta (en un punto cercano a Rainforest Spiritual Enslavement y Violet Poison, aunque lejano del majestuoso “Porto Ronco”), dejando que el ritmo está completamente ahogado en un segundo plano mientras la tensión demoníaca de Vatican Shadow, Covered in Sand o Alberich nos acompaña hasta el final. Próximamente debería aparecer un LP que podría terminar de conjugar a la perfección las habilidades de Kerridge, que está demostrando en estos EPs su capacidad para adentrarse en territorios experimentales y salir ensagrentado de acierto.

Fran Martínez



Contenido relacionado:

One Response to Kerridge “From The Shadows That Melt The Flesh”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>