Nate Young “Blinding Confusion”

nate young

Nate Young y sus compañeros de Wolf Eyes, está viviendo una segunda etapa dorada en cuanto a nivel de atención de los medios especializados gracias a su particular interpretación de la madurez sonora de aquella escena noise surgida a inicios de los años 2000, aunque en este caso operando dicho colectivo con mayor frecuencia en el plano individual pese a repescar este año muchas de estas nuevas posibilidades sonoras como grupo en “No Answers: Lower Floors”. Después del anterior EP “Regression: Between Worlds”,  Young expande la serie con ocho cortes bajo el título de “Blinding Confusion”, otra nueva tanda de tóxicas e intrigantes atmósferas mórbidas y repulsivas que servirían a la perfección para formar parte de la banda sonora de aquel film de Polanski (en conexión con el último adjetivo, “Repulsion”) junto a las tétricas derivaciones en la casa y el estado mental de Catherine Deneuve. A cada paso de la obra de Nate Young en solitario, vemos como desviste su música de agresión y empieza a desprender capas de su música en una suerte de intrigante striptease sonoro en el que cada vez van quedando menos elementos e imperando silencios y disonancias como fuente de alimentación raquítica, mostrando un aspecto cadavérico de su alucinada maldad mental.

En esta vuelta de tuerca, el disco comienza con “Forever Day” fomentando una sensación de desazón y sopor en el oyente con esas melodías deformadas entre interferencias que pululan como mosquitos alrededor de tus oídos en una cálida noche de verano, como un insomnio de pegajoso sudor debido a la alta humedad relativa y condensación en la habitación. La breve “Beneah The Mist”, muestra unas escuálidad percusiones serpenteando entre el silencio además de ruidos incómodos que aparecen y se desvanencen en cascada, obviamente como el título del ep indica, tratando de conducir un estado de confusión mental al mismo tiempo apacible y tortuoso. Es curioso al analizar esta música, la cantidad de referentes que podríamos añadir acerca de su cercanía con algunos compositores y experimentadores pioneros de la electrónica y música incidental creada para bandas sonoras comentando aspectos del cine de terror y suspense de distintas épocas, lo que conduce a un estado de confusión de referentes en los que estamos envueltos tal vez fruto de la sobreinformación, aunque en este caso no lo entiendo como un aspecto negativo de las nuevas tecnologías y la nueva sociedad de la información, ya que la capacidad que nos proporcionan para ahondar en el pasado de diferentes culturas (y distintas disciplinas del arte) al mismo tiempo nos ofrece una ventana de posibilidades y cruces infinitos, esta confusión es atrayente (no tanto como para parafrasear el título del disco “Confusion is Sex” de Sonic Youth), además para aprovechar el salirme de la cada vez más catastrófica realidad que se trata de transmitir por sectores tradicionales de los peligros de las nuevas tecnologías, etc.

Aunque esta argumentación sea tangencial al trabajo de Young, es fruto del mood de “When Nothing Works”, con esos ecos finales y reverberaciones analógicas apuntaladas por el punzante zumbido de “Worlds Behind” y el rugido ambiental de “Escape With Nothing” emparenta con Lescalleet. Al mismo tiempo, cuando aparecen respiros melódicos sintetizados como en “Only Fallen Heads”, la melodía principal se ve envuelta de un contrapunto distorsionado parasitando en su misma órbita que no le deja respirar con calma. Cuando llegas al final con “The Bastard Gums”, sientes la sensación de final del recorrido y un momento de colapso en la percepción con esa suerte de intento por alcanzar la redención y la paz de la manera más retorcida posible, de algún modo perfecto para acompañar a uno de los mejores discos en lo que llevamos del año como es el de Call Back The Giants y su “The Marianne”. Este año, seguirán saliendo más artefactos sonoros de Young como el nuevo album de Stare Case junto a Olson y alguna más sorpresa caerá. Uno de los momentos más inquietantes en la discografía de Nate Young que obviamente, siempre es interesante  prestarle atención. Arte macabro.

Fran Martínez


Contenido relacionado:

One Response to Nate Young “Blinding Confusion”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>