The Focus Group “Elektrik Karousel”

focus group

Vuelve el proyecto en solitario de Julian House a manifestarse en formato de larga duración con este cuarto trabajo titulado “Elektrik Karousel”, tras seis años de espera. Por suerte para todos los que sentimos una fijación especial por su trabajo, la espera ha tenido por el camino una serie de trabajos y colaboraciones que han ayudado a apuntalar todo el universo que rodea a la figura de Julian House en sus diferentes facetas de expresión. Estamos hablando de una de las personalidades más apasionantes dentro del Reino Unido gracias a crear un lenguaje desde un enfoque dual, a nivel sonoro y visual, tremendamente apasionantes. Aunque nos vamos a centrar en mayor profundidad en el aspecto sonoro de su música, es indisociable el factor visual en su trabajo gracias a excelentes diseños para su propio sello y diferentes trabajos para gente como Primal Scream, Doves, Stereolab e incluso Oasis, pero especialmente Broadcast. Esta unión entre el trabajo de House con Broadcast, fue estrechándose con el paso de los años, ya que el nombre de House aparecía en el diseño de su primer single “The Book Lovers” (1996). Siguiendo la línea temporal, House y Jupp dieron vida a uno de los sellos más importantes para entender buena parte de la música inglesa experimental esta última década como es Ghost Box, consiguiendo ser uno de los referentes principales de toda la tinta derramada en la prensa especializada sobre la temática de la “hauntología”, la recuperación de la library music e incluso, la recuperación de la iconografía y las bandas sonoras del cine de terror de los 70.

Tras tres trabajos sensacionales: “Sketches & Spells” (2004), “Hey Let Loose Your Love” (2005) y “We Are All Pan’s People” (2007), se produjo la unión perfecta a nivel sonoro entre Julian House y la pareja Cargill-Keenan, extendiendo la colaboración a nivel gráfico que había realizado durante estos años, con el apasionante y exquisito trabajo “Investigate Witch Cults of the Radio Age” (2009), encerrando una lógica aplastante en la trayectoria de ambos proyectos dejando que completase el círculo de experimentación emprendido por Broadcast en cada nuevo trabajo e iluminando de un tono mucho más fantasioso y cálido el trabajo de House.

Tras la muerte de Trish Keenan, dedicatoria incluida en este disco con “Thank you Trish for the sounds you sent”, truncaba (además de la obvia pérdida personal) lo que podría haberse convertido en una nueva vía de expresión a explotar para ambos proyectos, que además habían conseguido adentrarse en uno de los apartados más estimulantes para ellos como era el mundo cinematográfico, extendiendo el trabajo visual de Julian House con los videos realizados durante estos años para sus actuaciones y pequeños films para los trabajos que acompañaban los discos de The Focus Group (ójala se editen algún día todas estas piezas) creando en esta unión una serie de trabajos con formato de banda sonora para el mini-film de House titulado “Winter Sun Wavelength” (2009), que acabó completándose con el trabajo para la banda sonora del film “Berberian Sound Studio”.

Como explicábamos en aquella reseña, el film encapsulaba de forma exquisita todos los aspectos que se referenciaban en los trabajos de Broadcast y Focus Group, siendo un metraje que se extiende en detalles más allá del simple mundo cinematográfico (incluídos los fantásticos diseños de nuevo de Julian House en la película). Obviamente, el sonido de la banda sonora de Broadcast está muy influenciado por el trabajo anterior realizado con The Focus Group, al igual que este “Elektrik Karousel” está de nuevo impregnado del espíritu de Broadcast, que además están acreditados a nivel musical en este nuevo álbum de Julian House.

Con “Elektrik Karousel”, The Focus Group mantiene el carácter experimental y alucinado de collage sonoro que venía siendo distintivo además del sello que creo junto a Jupp, que desde los últimos trabajos realizados por The Belbury Poly y The Advisory Circle parecían acercarse hacia terrenos mucho más progresivos y pop, dejando de lado el misterioso rompecabezas de melodías y atmósferas que suponían sus discos, primando un tono mucho más estructurado a nivel compositivo. Pese a reconocer virtudes en estos trabajos, me siento mucho más identificado con el impacto ilusionista de los trabajos de The Focus Group, que vuelve a repetir la maniobra de secuestro triposo fragmentado en 29 piezas que orbitan en completa armonía y aplastante lógica con la trayectoria emprendida por el proyecto desde su creación.

De algún modo, se hace indisociable pensar en la banda sonora de “Berberian Sound Studio” cuando escuchas “Elektrik Karousel”, ya que hay mucha mayor presencia de filtraciones percusivas en sus distintos fragmentos, aunque sigue estirando el encanto alucinado de “We Are All Pan’s People” dentro de una iconografía que remite desde la BBC Radiophonic Workshop, pasando por las melodías infantiles y folk de Ruth White hasta conectar con la library music, al tono ocultista de las transmisiones recogidas por The Conet Project, a imágenes de la campiña inglesa, a la literatura de Lewis Carroll o HP Lovecraft, al onírico universo del cine checo o polaco de los 60, al cine de terror inglés o el giallo y referentes como desde Jeff Keen a Max Ernst, sin olvidar el impacto del trabajo de Saul Bass (como no recordar su trabajo en films tan legendarios como “Vertigo”) entre otras influencias, completando la fotografía dentro de la escena británica con otro compañero de generación como es Andy Votel.

Para este disco además cuenta con un diseño en formato de 8 paneles que describen desde el sello como sigue: “The design is inspired by 1960s underground press and is conceived as a kind of mind altering DIY board game “. El contenido musical, como no podía ser de otro modo, está a la altura de dicha alteración mental. Aunque el disco obviamente está concebido mucho más como un trayecto hipnótico y psicodélico por bucólicas melodías psicodélicas, trazos de baterías jazzys, pastorales viñetas, intromisiones vocales, sonidos de jingles u oníricas “cortinillas”, un sentimiento barroco y educacional entre todos los samples y manipulaciones que lo hacen de nuevo merecedor de  una derivación semántica con sus referentes estilísticos británicos como podría ser: Plunderphonic Workshop.

Con una mirada mucho más detallada sobre este sensacional trabajo, encontramos pasajes barrocos, coloristas y jazzys en el tema titular “The Elektrik Karousell” o en las sensacionales “The Heavy Blessing” ,”SPOLK”, “Poppingart” o “Kinky Korner Klub” que se esfuman y se desdibujan entre ecos y neblinas como reimaginando la música lounge desde la psicodelia británica, pequeños recuerdos a  la fantasía de las viñetas de “Sketches & Spells” con la breve “Petroleum Paisley”, “Flaming Voices”,  “Let’s Listen” o “The Kool Kranimum”, jugueteos synth en la irreal “The Fluorescent Host”,“Hope Hodgosone” o “Bachoo”, que configuran un linea argumental a nivel sonoro completamente subyugante,  encontrando momentos de rapto espectral como en “Oh Want Away”, “Wax Phantoms”, “Let Them Go” y una pieza extensa que conecta con el ilusionismo colorista de aquellas largas viñetas de “We Are All Pan’s People”.

Con “Elektrik Karousel” The Focus Group consigue cerrar una especie de círculo imaginario alrededor de todos los referentes mencionados anteriormente (y un nuevo referente imprescindible dentro de su maravillosa discografía), consiguiendo plasmar otra sensacional obra capaz de generar un caleidoscópico tríptico en una pseudo-percepción delirante, colorista pero tremendamente reconfortante. Simplemente  obligatorio y necesario, configurándose como el tercer vértice imposible dentro de los trabajos “Investigate Witch Cults of the Radio Age” (además de la cuarta entrega de las “Study Series” del sello Ghost Box) y la banda sonora de “Berberian Sound Studio”, que han sido capaces de encontrar una nueva forma de expresión y lenguaje dentro de la generación que partía de un lenguaje arty y psicodélico del pop (desde sla escena de Birmingham con Pram hasta Plone y como no, el referente de Stereolab, pasando por Mount Vernon Arts Lab, Add N to (X) y Moon Wiring Club), hasta convertirlo en un espectral lenguaje exclusivo de sus creadores e inconfundible. Apasionante.

Fran Martínez


Contenido relacionado:

One Response to The Focus Group “Elektrik Karousel”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>