Wilde Señoritas: 50 discos imprescindibles…

36. Sylvia Hallett – White Fog – Emanem, 2001

Sylvia Hallett – White Fog

Volvemos a territorios de vanguardia y diferentes acercamientos a la composición electroacústica con la deslumbrante obra de Sylvia Hallett , donde las mayor parte de las piezas de este disco están basadas en experimentos sobre el tratamiento de su voz y diferentes sonidos extraídos de la rueda de una bicicleta, además del violín. Más allá de la utilización de unos determinados medios y conceptos, sobrevive una obra apasionante y fantasmagórica, llegando a transitar en algunos momentos por territorios de cantautora esotérica inquietando y sacudiendo más allá de Cocteau Twins, Dead Can Dance o This Mortal Coil, entre magníficas composiciones de tratamiento ambiental intercalando con pasages ensoñadores realmente mágicos cercanos al minimalismo de Glass, Reich o Riley como en el final de “Snail & Curlew”.

37. Scorces (Heather Leigh Murray & Christina Carter) – S/T -Wholly Other, 2001

scorces

Si hay otras dos figuras femeninas que me hayan apasionado los últimos años han sido las de Heather Leigh Murray (en solitario y formaciones como Taurpis Tula y especialmente junto a Corsano en Jailbreaker) y una de mis figuras predilectas como Christina Carter, cuya obra en Charalambides y en solitario, son uno de los tesoros más importantes de la música norteamericana. Con la unión bajo el nombres de Scorces, facturaron un clásico instantáneo donde el drone espiritual se acercaba al impacto de Elian Radigue y Pauline Oliveros, cortando el aliento y convirtiéndose en uno de los clásicos de la regeneración folk norteamericana desde la  vanguardia. Sublime.

38. Ikue Mori – Labyrinth – Tzadik, 2001

Ikue Mori – Labyrinth

Volvemos a Japón gracias a otra figura incuestionable dentro de los terrenos de improvisación y experimentación sonora como es Ikue Mori, cuya trayectoria tanto en solitario como en diferentes experimentos compartidos junto a Kim Gordon, Julianna Barwick, Fred Frith o Zeena Parkins (entre otros tantos), además de pertenecer a DNA (seminal banda de la no-wave junto a Arto Lindsay) o Electric Massada (la figura de John Zorn y su sello Tzadik está presente en diferentes discos de esta lista). Añadido a una inspirada obra en solitario, que me hace verla como el equivalente femenino de Keiji Haino. En “Labyrinth” solidifica el impacto de su debut con “Hex Kitchen” (1995), gracias a un equilibrio entre la composición glitchista y los diferentes experimentos percusivos.

39. Tujiko Noriko – Shojo Toshi – eMego, 2001

tujiko-noriko-shojo-toshi

Sin salir de Japón, nos movemos dentro de la exploración glitchista y noise hacia terrenos más orientados al pop con Tujiko Noriko, creando una extraña mezcla ensoñadora que remite a múm, Donna Regina o Bjork al mismo tiempo y conectaba con la electrónica de sentimiento melódico indie que acabó derivando en etiquetas como “folktronica” y similares, por ese sentimiento permeable y ensoñador de las diferentes estampas y viñetas que componían este album. Favorito en su discografía por muchas razones, aunque también recomendables posteriores entregas como “Hard Ni Sasete” (2002) o “From Tokyo to Naiagara” (2005).  Un disco con más miga que el encanto pastoral asociado a esta generación permaneciendo su encato intacto más de una década después.

40. Annette Krebs – Guitar EP– A Bruit Secret, 2002/Guitar Solo – Fringes, 2002

Annette Krebs – Guitar EP

La compositora germana Annette Krebs y sus diferentes aproximaciones hacia territorios cercanos a la experimentación electroacústica exprimiendo las diferentes posibilidades de la guitarra la conecta con Keith Rowe, los inicios de Kevin Drumm, Taku Sugimoto, etc. , consiguiendo en el ep previo y en este “Guitar Solo” facturar un hermético disco conceptual a propósito de la deconstrucción sonora con la que enfoca la interpretación de dicho instrumento, silencios, etnsión, ruido y una sugerente  ( y exigente) maniobra de ampliación y fracturación de dicho espectro sonoro. Todo un referente femenino en este terreno y un disco en solitario que aún estamos esperando conocer su continuación (en caso de que se produzca)


Contenido relacionado:

4 Responses to Wilde Señoritas: 50 discos imprescindibles…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>