Wilde Señoritas: 50 discos imprescindibles…

46. Susan Alcorn – Concentration – Recorded, 2004

Susan Alcorn – Concentration

Dentro de la generación norteamericana que recuperaba el folk, han habido figuras que trataban de reinventar el sonido y el acercamiento a la tradición desde la vanguardia y la experimentación. Si Paul Metzger se dedica a investigar las posibilidades del banjo, Susan Alcorn factura maniobras equivalentes desde el steel guitar, con discos tan sensacionales como “And I Await The Resurrection Of The Pedal Steel Guitar” (OESB,2007) aunque en esta ocasión me decanto por un disco en el que se reune con una ensemble dirigida por ella para elaborar un documento que es capaz de transitar entre lo ensoñador y espiritual a la vez que es capaz de explotar de una manera lunática y esquizofrénica. Asombroso de principio a fin.

47. Susanne Brokesch – Emerald Stars – Chicks on Speed, 2006

Susanne Brokesch – Emerald Stars

La elección de este disco por delante de otros discos del catálogo de Chicks on Speed por delante de DAT Politics, Le Tigre , Kevin Blechdom  o las propias Chicks on Speed , está basado en la mesura que alimenta este album que difiere de la imagen habitual del catálogo del sello y parece exhibir una vertiente más sosegada y pensativa que provocativa. Onírico y profundamente nocturno, el minimalismo de “Emerald Stars” predomina en su latido ambiental , siendo su última transmisión en solitario tras el delicioso debut de “Sharing The Sunhat” (Disko B,1997)

48. Sylvie Courvoisier – Lonelyville – Intakt, 2007

Lonelyville

La pianista suiza Sylvie Courvoisier es otra figura destacada dentro del actual panorama de improvisación jazz, destacando especialmente el trabajo desarrollado junto a otras de las dos figuras protagonistas de esta selección como Ikue Mori y Susie Ibarra en la formación Mephista. Tras un sensacional trabajo como “Abaton” en formato de trio en 2003, el acercamiento a Lonelyville es casi parecida a la de una banda sonora colorista derivada de la presencia de una mayor ensemble a su lado, consiguiendo materializar su disco más deslumbrante.

49. Matana Roberts – Coin Coin: Gens de Couleur Libres – Constellation, 2011

Matana Roberts - Coin Coin Gens de Couleur Libres

Esperando su vuelta para este 2013, la sacudida que supuso “Coin Coin: Gens de Couleur Libres”  tras una trayectoria que debía explotar de esta manera tras ir solidificando su carrera en  Sticks & Stones o Burnt Sugar, es una herida que no es fácil de cicatrizar, pese estar sobre aviso gracias al sensacional “The Chicago Porject” (2008), elaborando desde entonces el camino para adentrarse en la vanguardia jazz y al mismo tiempo, desde una energía torrencial expresada desde la utilización de  lenguajes tradicionales y espirituales que lo vuelven comprensible y primitivo. No hay duda que su música seguirá creciendo.

50. Brenda Ray – D’Ya Hear Me: Naffi Years 1979-83 – EM, 2012

0822brandaray

Volvemos a encontrar otra joya en el archivo de la época del post punk que miraba hacia latitudes jamaicanas, con un conjunto de grabaciones que son capaces de adentrarse en parámetros de exotismo pop sintetizado al igual que por hedonistas estampas dub, lounge disco o lunares pasajes egipcios, en un conjunto descabellado y aparentemente imposible, pero que en ese encanto desaliñado encuentra su particular singularidad y es capaz de sonar como un experimento fructífero y coherente. Con anterioridad se publicó “Walatta”, otra colección de piezas grabadas entre 1995 y 2005. Mágica sencillez.

Fran Martínez


Contenido relacionado:

4 Responses to Wilde Señoritas: 50 discos imprescindibles…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>