Pioneras: Women of the Spheres

women of the spheres

Tal vez, el clasificar o querer destacar a una serie de artistas haciendo esta distinción de sexo pueda parecer que es un enfoque sexista. No es mi intención en todo caso, y debe quedar claro nada más comenzar. Los motivos por los que me sentía atraído por realizar un artículo en este sentido fue al ver una estadística de voto en una web norteamericana donde pedían a sus lectores escoger los mejores discos de la década pasada. El dato de participación femenina era bastante escaso, no llegando ni a un 15%. Lo que me llamaba la atención de ese dato, no era reflexionar  partiendo de un juicio sexista sobre si las mujeres tenían interés en determinados tipos de música o algo por el estilo ya que tampoco soy capaz de dar respuestas empíricas, demográficas ni estadísticas contrastadas, ni tampoco es que sea un estudiado en temáticas de sociología, sería un poco meterme en terrenos donde mi opinión sería gratuita.

Partiendo de esta premisa, me puse a recordar las diferentes críticas de discos (o entradas que había dedicado en mi anterior blog) al creciente interés que despertaban las obras y lanzamientos de artistas dentro de todo este revival de las figuras de la electrónica primitiva, las manipulaciones synth, el ambient o la electrónica progresiva, enredadas muchas veces las referencias entre sí. No es un campo exclusivo donde se hagan distinciones de sexo, pero al mismo tiempo se conectaba con una serie de reediciones y recuerdos a otras pioneras dentro de estos campos magnéticos en los años sesenta. Tal vez, en aquella época estas figuras eran mucho menos conocidas o estaban a la sombra de otros grupos de compositores, pero indicaba de algún modo la evolución de la presencia feminina dentro del arte, donde en la actualidad cada vez tiene menos sentido hacer esta distinción, aunque supongo, de algún modo, no está de más dedicar una especial mención y darle mayor visibilidad a su importancia (aunque sea indudable).

Con este planteamiento, este especial estará dividido en tres partes: la primera, donde recuperaremos una serie de nombres de compositoras pioneras dentro de la música electrónica, en la segunda conectaremos con el presente con una serie de nombres a destacar dentro de la actualidad y un tercer punto, donde ampliaremos la mirada a una serie de obras a destacar dentro de la música experimental (abarcando diferentes estilos y épocas), que tal vez sean menos conocidas (aunque también habrán grandes clásicos) pero tremendamente recomendables. Espero que os sea de interés.

Johanna Magdalena Beyer (1888-1944)

Johanna Magdalena Beyer

La primera figura a la que hacemos mención es quizás un aporte mucho más obligado por el aspecto teórico de su obra que por sus trabajos realizados. Estamos hablando de la compositora alemana nacionalizada norteamericana Johanna Beyer cuya representatividad dentro de la vanguardia norteamericana en los años 30, es uno de los estandartes ocultos dentro de la composición moderna y al mismo tiempo, una história trágica ya que su obra en vida fue ignorada. Asentada definitivamente en Nueva York desde 1923, su nombre está relacionado con otros compositores de renombre como John Cage o Henry Cowell, además de estudiar con otras figuras reconocidas de la época como Charles Seeger y Ruth Crawford.

Los trabajos de los que queda constancia de aquella época, están centrados en la disonancia alrededor de la teoría de composición desarrollada por Charles Seeger y Henry Cowell (con quien Beyer mantenía una estrecha relación) llamada “dissonant counterpoint”. Con una serie de trabajos realizados centrados en la percusión, el más conocido es “Percussion Suite For 3 Movements” (1933), trabajos de cámara, piano y grandes ensembles, Beyer es también reconocida como una de las figuras que avanzaron parte del minimalismo de los años 60 en los que este artículo está mas centrado y especialmente gracias a la composición titulada “Music of The Spheres” en 1939, trabajo que representa los movimientos iniciales de los postulados de artistas electro-acústicos aunque en la época, no existía la tecnología posterior, y donde en sus partituras ya indicaba que los tres violines de su pieza podían ser sustituídos por tres intrumentos electrónicos especificados en su composición y esta partitura es la primera realizada por una mujer dentro de la composición electrónica.

Curiosamente, esta pieza no fue interpretada hasta 1977 tal y como fue concebida originalmente por Beyer. Su trabajo se detuvo a partir de 1940 cuando le fue diagnosticada esclerosis lateral amiotrófica falleciendo en Nueva York en 1944. Una historia triste, pero uno de los primeros documentos históricos dentro de la experimentación con voz femenina.

Trabajos recomendados:

“Music of The Spheres” (1939/1977)

Clara Rockmore (1911-1998)

Clara Rockmore

Si la primera historia ha acabado resultado en una agridulce historia con un final interrumpido por una severa enfermedad, en el caso de Clara Reisenberg el orden cronológico se invierte. Nacida en 1911 en Lituania, fue una virtuosa del violín desde una edad temprana y esto le llevó entrar con tan solo cinco años en el conservatorio de San Petesburgo bajo la tutela de Leopold Auer, aunque los problemas de malnutrición derivaron en el final de su carrera con este instrumento progresivamente , devido a enfermedades oseas y musculares. A mediados de los años veinte, emigró junto a su familia hacia los Estados Unidos y otras puertas se abrieron para la truncada carrera de esta virtuosa gracias a conocer en 1928 al inventor ruso Lev Sergeyevich Termen (Léon Theremin) y participar en el desarrollo de las posibilidades de este instrumento electrónico gracias a sus conocimientos en el campo de la composición que eran superiores a los de su inventor y gracias a estos conocimientos, consiguió señalar las limitaciones del invento original para convertirlo en un instrumento más complejo. Estas indicaciones sirvieron en el desarrollo de nuevos modelos y el theremin en sus manos ampliaba su rango de sonidos evolucionándolo más allá del fantasmagórico efecto que surgía de la interacción entre el ser humano y este, trasladando su forma de tocar el violín al theremin con una técnica que bautizaron como “aerial fingering”.

Su carrera empezó a tomar un nuevo giro gracias a su relación con el inventor y sus posibilidades la llevaron a realizar una serie de conciertos donde reinterpretaba obras clásicas con el theremin, llegando a realizar giras donde seguía investigando las posibilidades interpretativas del instrumento y su notoriedad fue ganando mayor reconocimiento, aunque después de esta etapa su siguiente encuentro con otro inventor como Robert Moog se convirtió en una segunda etapa de investigación dentro de estos territorios electrónicos, estableciendo una importante amistad y ayudarla a dejar una obra para la posteridad como fue en 1977 con “The Art of the Theremin” y un video posterior en 1978, donde Rockmore mostraba y explicaba sus técnicas del theremin tras una entrevista inicial y una actuación de cerca de una hora. El video “Clara Rockmore. The Greatest Theremin Virtuosa” fue editado en 1998, tras el fallecimiento de Clara.

Trabajos recomendados:

“Theremin / The Art of The Theremin” ( Delos International, 1977)
“Clara Rockmore’s Lost Theremin Album” (Bridge , 2006)

Else Marie Pade (1924)

elsemariepade

Pasamos de dos pioneras que emigraron a Estados Unidos hacia la pionera danesa Else Marie Pade, en cuya biografía se incluye su participación en la resistencia danesa durante la Segunda Guerra Mundial y fue detenida por la Gestapo con tan solo 19 años y pasando ocho meses en el campo de prisioneros de Froslev. Tras sus años en el conservatorio de Copenaghe recibiendo clases de piano y desde principios de los años 50 empezó a entrar en contacto con técnicos de la radio danesa , donde empezó a realizar sus trabajos de música electrónica (algunos de ellos acompañando a radio dramas). Pero fue al escuchar un discurso del pionero Pierre Schaefer acerca de las posibilidades de la música electrónica lo que le llevó a Paris a conocerlo en persona y establecer una estrecha amistad. De vuelta en Dinamarca, en su búsqueda musical se unió a Holger Lauridsen para embarcarse en un nuevo proyecto y conocer en mayor profundidad los planteamientos de la música concreta y realizó la banda sonora de un radio drama titulado “Looking For A Ghost”. Aunque el reconocimiento entre los compositores danesas no la incluían entre los planteamientos de Stockhausen o Schaeffer, Stockhausen y Boulez se fijaron en su obra y especialmente en los trabajos “Syv Circler” , considerada la primera composición de música electrónica en Dinamarca, y “Glasperlespillet”.

Su reconocimiento fue creciendo en estos círculos y fue conociendo a otras figuras de la época como John Cage y a figuras dentro del Studio di Fonologia Musicale como Berio y Maderna. En 1958, escribió la pieza de diecinueve minutos “Symphnie Magnétophonique”, emitida por primera vez en 1959 en la radio danesa. Este período fue especialmente productivo en para Else Marie Pade y fueron recopilados por el sello Dacapo en distintas entregas desde 2001. Dentro de las premisas iniciales sobre la relevancia de ser una figura femenina experimentando en aquella época queda un testimonio de la propia Pade al respecto: “The fact that I was a female composer – which was obviously rather unusual at the time – was not perceived as a problem by anyone. In Denmark, on the other hand, I often felt a bit ridiculed as a female composer. Even my own husband was bothered by my creating music. One might say that I was doubly isolated in Danish composer circles, partly as a composer of electronic music, partly as a woman.”

Trabajos recomendados:

“Et Glasperlespil” (Dacapo, 2001)
“Face It” ( Dacapo, 2002) * En esta recopilación de tres composiciones, la pieza que le da título fue censurada por el sello Dacapo, al incluir una voz repitiendo “Hitler is Not Dead” y que al final de la pieza terminaba con “He Lives on in Nixon” (referencia a la Guerra de Vietnam), siendo esta frase final censurada en todas las ediciones del sello.

Bebe Barron (1925-2008)

louis_bebe_barron_greenwich_village_studio

Curiosa también la historia de Charlotte May Wind, que tras sus estudios musicales en la Universidad de Minnesota , para mudarse posteriormente a Nueva York donde estudió con Henry Cowell y Wallinfgord Riegger , además de conocer a su futuro marido Louis Barron. Uno de los regalos que hicieron a la pareja fue un grabador magnético y esto unido a su interés por las nuevas formas compositivas de ambos les llevó a convertir su casa en un estudio casero donde grabar todo tipo de sonidos y a personajes destacados dentro de la vanguardia de aquella época como a Henry Miller, Tenesse Williams o Aldous Huxley; convirtiéndose en uno de los primeros estudios caseros . Pero fue una serie de trabajos que realizaron para John Cage los que les dieron conocimiento dentro de la escena avantgarde, tras la grabación de “Heavenly Menagerie” que se cita como primera composición de música electrónica para cinta de la historia. La pareja tenía un modo de creación que beneficiaba a las destrezas de ambos: por un lado Louis se encargaba de generar y grabar todo tipo de sonidos y ruidos para que posteriormente Bebe, armase cortando y pegando las cintas la composición final, además de manipular sus sonidos modificando la velocidad, sometiéndolos a diferentes filtros y una creciente adquisición de equipamiento aparejada al éxito de su estudio en la época, resultando completamente novedoso y de hecho considerarla la pionera de crear loops mediante cintas.

Pero sin duda, el trabajo por el que serán recordados es por la banda sonora de la película de ciencia ficción “Forbidden Planet” en 1956, su primer y único trabajo realizado para Hollywood y que extendía el trabajo que habían realizado para otros trabajos como “Bells of Atlantis” (1952) y “Miramagic” (1954), que no dejaron catalogarla como electronic music por la American Federetion of Musicians obligando a MGM a cambiarla por “electronic tonalities”. Bebe Barron también fue nombrada la primera secretaria de la “Society for Electro-Acoustic Music” en los Estados Unidos entre 1985 y 1987. Otro trabajo en el que participó la pareja fue en un oscuro LP de Louise Huebner (curiosa personalidad que se proclamaba como bruja) titulado “Seduction Through Witchcraft” que extendía el libro escrito por ella e incluía su voz entre un imaginativo acompañamiento musical ideado por la pareja, completando el hechizo ocultista . De Bebe en solitario queda constancia de unas grabaciones realizadas para la Universidad de California empleando material novedoso dentro de la generación de sonidos, los cuales fueron recolectados en su último trabajo “Mixed Emotions”, único trabajo que realizó tras la muerte de Louis.

Trabajos recomendados:

“Forbidden Planet” (Planet Records, 1976)
“Louise Huebner : Seduction Through Witchcraft” (Warner Bors, 1969)

Ruth White (1925-)

ruth white3

Con la figura de la compositora norteamericana Ruth White debo admitir que siento una especial admiración y especialmente por la dupla de trabajos que representan “ 7 Triumphs from the Tarot Cards and Pinion” (1968) y el encantador “Flowers of Evil” (1969), que añadían otra perspectiva a su trabajo que también estuvo centrado en la música educacional, y junto a “Short Circuits”(1970) completaban una trilogía espectral donde se entremezclaban rastros de psicodelia, poesía y experimentación electrónica. Después de sus estudios en el Carnegie Tech de Pennsylvania, construyó su primer estudio en 1964 y cuyos elementos han acabado recalando en diferentes museos como el The Fiske Museum for Musical Instruments en Pomona y desde 2010 en el Musical Instrument Museum en Phoenix.

Tras dedicarse a la creación de música educacional , la más celebre colección de cinco vinilos de 7 pulgadas como fue “Folk Dances from Round The World”, recibió el encargo de crear la música para el coreógrafo Eugene Loring titulada “7 Triumphs from the Tarot Cards and Pinion”, resultando un éxito por lo inspirado de sus composiciones y llevando su reconocimiento hacia The National Academy of Recording Arts & Sciences. Pero el trabajo ideado para un poema de Baudelaire, Les Fleurs du Mal, que le daba título al album en inglés y su recitado busacaba acomodo en un barroco tono psicodélico y casi creando un folk espectral derivado del peculiar uso del sintetizador Moog. Tras los tres trabajos comentados anteriormente, la faceta de Ruth White volvió a enfocarse hacia otros territorios como crear una compañía de cine asociada a la Cartridge Television y realizó varios films , además de crear The Electronic Music Association, además de ir dedicándose de nuevo al aspecto educacional de su trabajo creando materiales de aprendizaje musical para niños y recibiendo un gran reconocimiento por estos diferentes trabajos.

Trabajos recomendados:

“7 Triumphs from the Tarot Cards and Pinion” (Limelight,1968)
“Flowers of Evil” (Limelight , 1969)


Contenido relacionado:

12 Responses to Pioneras: Women of the Spheres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>