Miles “Faint Hearted”

miles

Buenas noticias llegan de nuevo desde Modern Love y el album de debut de Miles Whittaker titulado “Faint Hearted”. Aunque la verdad, es bastante contradictorio utilizar palabras como debut en un trabajo que habla con claridad de toda la trayectoria de su protagonista, de sobra conocido para todos los amantes de la electrónica experimental. Es difícil valorar la obra de Miles como un debutante, ya que “Faint Hearted” es un compendio de sus distintos alias (Millie, Suum Cuique, MLZ) o proyectos (Demdike Stare), configurándose alrededor de su experiencia personal, dj y detrás de Modern Love (sello con una década ya a sus espaldas). Lo estimulante de esta obra es observar como transita por todos estos referentes hasta evolucionar un lenguaje propio con este disco, que obviamente tiene la mirada puesta en el retrovisor pero para avanzar pisando el acelerador de nuevo. La capacidad de jugar con ellos y confundirlos entre ellos, nos muestra un disco que estira la senda propuesta en su debut como Miles, con el EP “Facets”, hasta una nueva progresión en largo donde añade además de los matices conocidos de oscurantismo ritual de Demdike Stare, la influencia de dub y amor por Basic Channel como MLZ (alias que asegura estar definitívamente enterrado) y la visión minimalista de Suum Cuique; todo para apoderarse de entramados donde dejar aparecer viñetas y rítmicas deudoras de la IDM, deconstrucciones jungle , jugueteos con la library music, la electrónica progresiva y básicamente, una visión personal de las distintas escenas dentro de la música electrónica. Después de editar el ep de debut del duo Rainer Veil y observar como progresan entes ingleses como Guy Brewer como Covered in Sand o Dalhous apoyándose en buena medida en la electrónica experimental de los años noventa , el foco parece estar puesto de nuevo en una recuperación de este universo de momento aún ahogada en los vapores decadentes de la estética industrial, apuntando hacia donde pueden ir derivando estas propuestas en futuras entregas.

Las ocho composiciones que forman “Faint Hearted” realizan este viaje por el pasado, como señalaba anteriormente, pero desde la renovadora neblina que nos han estado proponiendo desde el sello en sus últimos lanzamientos, camino que conoce obras maestras intachables desde el sensacional compendio de ep’s entregados por Demdike Stare en “Tryptich”, pasando por la progresión de Stott desde “Passed Me By” hasta “Luxury Problems”, hasta completar un distintivo sonido que marca el adn de los integrantes de Modern Love. El disco se abre con “Lebensform” y parece recoger el pulso mecánico, ahogado y apabullante de “Primer” (tercer corte de su anterior ep) para renovarlo con ponzoña sintetizada que le infiere un aire opresivo y pesadillesco, al mismo tiempo que se confunde entre neblinas ambientales y amplifica el horror ritualista fracturándo ese loop con nuevos aportes rítmicos que pelean para salir de la neblina creada por Miles para intentar asestar golpes cercanos al jungle desde una maniobra cocinada a cámara lenta mientras el aporte ruidista sigue maleando con mayor insistencia. Patrones que estiran las fijaciones de Miles y preservan la naturaleza de Demdike Stare, pero que Miles necesita experimentar con ellos.

La calma y la monotonía parecen apoderarse de “Irreligous”, un corte que estira pacientemente su maldad e intriga sin querer explotar torturándonos con esas deformaciones de bajos ondulando a nuestro alrededor con el espeso tratamiento de Whittaker, que nos prepara para la desafiante “Status Narcissism”, dejando que la rítmica techno consuma nuestro aliento al mismo tiempo que desdibuja el factor de los vapores dub de Basic Channel hacia una especie de incesante ondulante paranoia donde ir creciendo en una mayor concisión con el latido berlinés (residencia de Miles) y renovando la sensación de propulsión de cortes primerizos de Phylyps Trak. Después del chapuzón, Miles decide bajar la intensidad de esta primera parte del disco con “Sense Data”, recorriendo el paisajismo ambiental desde el aliento de AFX, Biosphere, Pete Namlook, David Moufang o Brian Eno, dejando que aparezcan rastros rítmicos que nos devuelven a los años noventa. El enigma y el misterio de banda sonora aparecen en “Rejoice”, adueñándose de un modo pesadillesco de un entorno que parece respirar dentro de una factoría con un loop constante que acompaña a esta composición, hasta apuntalarse con una rítmica que termina de enlazar estos elementos. “Archaic Thought Pattern 1”, con el sonido de cámara parece remitir a la siniestra visión cadavérica de su labor junto a Sean Canty para ir progresando de nuevo por el ritmo decadente y ahogado hasta tensar la cuerda para dejar que la descarga ruidista y épica se vaya apoderando de esta tensión y eclosione hasta obtener un entramado que parece estar en un limbo donde Kreng y Vatican Shadow sobreviven con naturalidad, pero con matices que le hacen dar una nueva vuelta de tuerca fatalista a dichos parámetros.

Tras la breve y ambiental dub recreación apoyada en una grabación del entorno de “Queuing” , llegamos al cierre del disco con la hipnótica recreación synth de “Loran Dreams” que tiene que convivir con las interferencia percusiva a su alrededor mientra las modulaciones se van apoderando de un viaje cósmico en una estampa insomne e ingrávida. “Faint Hearted” es un trabajo inspirado e inspirador, que nos demuestra la versatilidad de uno de los personajes clave para entender la evolución de la electrónica experimental inglesa en los últimos años, amplificando sus pasiones y mostrándonos las puertas estilísticas que se irán apoderando de la actualidad (al menos esa es mi sensación). Maestro.

Fran Martínez


Contenido relacionado:

One Response to Miles “Faint Hearted”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>