Pete Swanson “Punk Authority”

punk

Llevamos muchas reseñas a las espaldas refiriéndonos a la transición de la generación noise surgida desde principios del año 2000 surgida tras el agotamiento de las fórmulas post- hardcore y post-rock. La reformulación de los patrones de esta generación desde hace más de dos años, ha vivido diferentes muestras y aproximaciones que les hace, dentro de un enfoque singular, tener distintas ramificaciones y vertientes que próximamente volveremos a revisiar tras el extenso dossier propuesto bajo el nombre de “Americanica”. Centrándonos en la figura de Swanson, que también tenía una mención especial en el segundo apartado de dicho artículo, en entrevistas recientes con motivo del lanzamiento por parte de Software de este EP, inicialmente autoeditado, Pete indicaba algunas de las motivaciones personales para esta evolución post- Yellow Swans qué, además, reafirmaban muchas de las hipótesis planteadas en nuestro artículo en torno a la evolución de esta generación.

“Punk Authority”, nos devuelve a Swanson revolviéndose y retorciendo su habitual muestrario sonoro en cuatro ciclones que proponen puntos de avance con respecto a su discografía reciente con los tan celebrados como el seminal compendio articulado en “Man With Potential” (incluyendo el bonus del disco) y el EP “Pro-Style” (con esa portada tan tremenda). Además de estas maniobras en solitario, Swanson ha seguido con su faceta discográfica compartiendo colaboraciones de nuevo con Tom Carter en Sarin Smoke (con la rotunda segunda entrega plasmada en “Vent”) y una nueva aventura junto a Brian Sullivan (miembro de los sensacionales Mouthus, de los cuales tengo pendiente una revisita) bajo el nombre de Beer Damage (de los cuales se espera un nuevo trabajo en unos meses). Estos nombres, con una gran cantidad de referencias a las espaldas, parecen proponer una nueva agresión asentada en valores donde la diversión se antepone al serialismo y a la excesiva conceptualización de su música intentando escapar de la escena de vanguardia hacia un punto experimental mucho más físico que cerebral (aunque las vertientes son tan dispares que tampoco se puede generalizar a la mayoría, pero si se percibe esa tendencia).

En parte, estas consideraciones también se reafirman cuando Swanson retrataba las experiencias en festivales donde primaban los artistas de noise (o harsh noise) llegando a producir en conjunto una excesiva y monolítica velada donde la virulencia acababa produciendo cierta monotonía, como puedo imaginar que tras sucesivas ediciones del No Fun festival acabarían estableciéndose. Por lo tanto, los artistas que tratan de derivar su propuesta desde el serialismo hacia el primitivismo rítmico (y con el adjetivo “primitivo” tuvimos toda una generación recuperando las antiguas tradiciones musicales folk a principios de década, que en cierto punto hace pensar que en el presente podemos considerar a la música techno como un nuevo folklore o tradición musical con sus distintas evoluciones y vertientes tras el paso de las décadas) y hacia una suerte de diversión adulta para estos músicos.

Con “Punk Authority”, la maniobra sigue manteniendo a Swanson operando en los límites sonoros de lo intolerable, pero añadiendo esta faceta rítmica consigue no caer tampoco en el ejercicio un poco decepcionante de Dominick Fernow como Prurient en su último álbum para Blackest Ever Black, donde muchos esperábamos un rasguño mucho más acorde con la intransigencia de dicho alias. En estos cuatro cortes, se consigue capturar ese híbrido de ritual e hipnotismo desde sus espasmódicas y ruidosas interferencias analógicas. Para una muestra de todo este potencial y desembarco imperial nos remitimos a la llamarada de “Life Ends At 30”, un auténtico aquelarre y bocanada ácida donde los ritmos retumban entre marañas de ruido que van degenerando y evolucionando en diferentes patrones repetitivos que en directo, deben ser puro azufre y un seco golpe al estómago que solo puede terminar en una catarsis y sacudida osea sin remisión. La puñalada te deja con una sonrisa perpétua y Swanson no se ha movido un ápice de su característica agresión impregnada en todas las etapas de su obra extendiendo su guadaña hacia nuevos territorios, donde en “Man With Potential” eran mucho más atmosféricos y mantenían una sensación de épica, en este corte arremete al campo de batalla y a la devastación.

El resto del EP, sigue manteniendo el nivel con la esquizofrénica manipulación del tema titular, que parece añadir a las oclusiones de Keith Fullerton un aire de jauría y locura hasta conseguir retorcer nuestro pescuezo. “C.O.P”, vuelve a una maniobra donde también consigue zancadillearnos entre una nube de apuntes que crean una difusa sensación melódica con ritmos que nos sacuden hacia un descontrol mecánico y distorsionando los sonidos de una manera insana, sacudiéndote entre esos infernales ejercicios que emanan del bajovientre, al igual que con la breve y concisa “Grounds For Arrest”. Ahora, se plantean nuevos retos para su música y como planteaba en la entrevista, empezará a extender su distintivo patrón sonoro hacia el terreno de las remezclas de otros artistas (algo que empieza a ser evidente y poco a poco se va generalizando, hasta Kevin Drumm ya ha realizado una para Russell Haswell) y amplía la lógica habitual en la electrónica hacia estos oscuros territorios. “Punk Authority” refuerza su figura y nos sigue proporcionando material para próximos artículos que actualicen los anteriores.

Fran Martínez


Contenido relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>