Alfonso Noel Lovo: la historia detrás de “La Gigantona”

Hace más o menos un mes, la sección EXCAVANDO de esta publicación, se hizo eco de uno de los nuevos tesoros escondidos durante décadas que la factoría de Chicago Numero Group iba a poner en circulación por primera vez en la historia. Se trataba del álbum perdido “La Gigantona,” segundo larga duración grabado por Alfonso Noel Lovo en New Orleans, después del fascinante “Terremoto Richter 6:25 – Managua,” también acompañado del fundador de la banda Santana, José “Chepito” Areas y rodeado de increíbles músicos nicaragüenses. A nada para que este lanzamiento esté en la calle de manera oficial, nos citamos con el mismísimo multi-instrumentista para una charla en la que nos desvela todos los secretos que rodearon la grabación, además de aclararnos algunos de los puntos más difuminados de su carrera.

Hola Alfonso, qué tal? Dónde te encuentras ahora mismo? Sigues envuelto en el mundo de la música, verdad?

Estoy en los USA, muy ocupado con lo del lanzamiento y ensayando con mi nuevo grupo de Blues y Jazz, Wolf and The Reality Blues, pero viajo a Nicaragua donde radico asiduamente.

Lo primero, me gustaría preguntarte por aquel 23 de Diciembre de 1972, cuando aquel terrible terremoto azotó Managua… Cómo se recuerda aquello ahora, visto ya en perspectiva?

Lo mejor de ese terremoto fue que la noche del 22 conocí a mi esposa de toda la vida, Leonor, y seguimos juntos, pero fue una época terrible, miles de muertos, incendios gigantes, destruccion material. Yo repartía comida, y doné mucha carne de una empresa de carne que manejaba, Carnes S.A. a los hospitales, y lugares de caridad, antes que se descompusiera la carne. Fue el preludio del enorme cambio que significó la revolución y la caída de Somoza y la llegada de Ortega. De un dictador de derecha a uno de izquierda, que al fin resulto más capitalista que el primero: POLÍTICA SURREALISTA

El terremoto fue el catalizador, y por eso me inspiró paraa grabar mi primer LP, en New Orleans, donde estudiaba por aquel entonces. Tuve la oportunidad de conocer de tu a tu a Mick Jagger, que llegó para ver a la familia de Bianca, en la ocasión del terremoto, a Leon, Nicaragua, y estuvimos tocando la guitarra juntos en una playa del Pacífico de Nicaragua.

Quién era Alfonso Noel Lovo en aquel momento, en aquella época? Tengo entendido que ser hijo de un prominente político no te lo puso muy fácil en la Nicaragua de aquel tiempo…

Mi familia es muy conocida en Nicaragua, familia ganadera y de negocios, además, tengo 5 presidentes en mi línea genetica, y mi padre era Triunviro de la Junta de Gobierno desde 1970-73. Antes había sido Ministro De Agricultura y allí fue cuando me secuestraron en un Hijack, o secuestro aéreo.

Exactamente, qué pasó con aquel vuelo en 1971, era un trayecto de regreso a Managua, verdad?

Venía de Atlanta Georgia, via Miami, para mis vacaciones de Universidad, el 12 de Diciembre de 1971. Un grupo de terroristas, de filiación Sandinista secuestraron el avión, BAC 111 , de la compañía LANICA y lo llevaron a San José (Costa Rica). Allí uno de ellos me reconoció, ya que habáa sido mi compañero de colegio, y me usaron como rehén para negociar la liberación de uno de los Ortega que estaba preso en Costa Rica, por matar un policía de banco, y para conseguir gasolina. Figueres, el presidente, se rehuso a entregar nada, y me ejecutaron con varios disparos, en el abdomen y torso, uno de ellos me dio en la mano izquierda que casi fue amputada. Por la gracia de Dios, estoy vivo y no perdí la mano, a pesar de que también pasé mucho tiempo en cirugía abdominal, al borde de la muerte. Luego de eso recuperé la mano con mas operaciones en New Orleans y mucha terapia, pudiendo así volver a tocar guitarra.

Cómo comenzó tu relación con la música, a qué edad?

A los 2 años, cuando escuché a un veterinario español amigo de mi abuelo, Alfonso Lovo Moncada, cantar flamenco, y con las manos, tocar las palmas. Después aprendí a tocar el acordeón, a los 4 años, y guitarra española, como a los 6, después la armónica, y luego piano y órgano Hammond, guitarra y bajo eléctricos. A los 12 años, ya tocaba con un grupo de rock juvenil: Los Juniors.

Y el primer encuentro con José “Chepito” Areas? Ya se había fundado Santana por aquel entonces?

Chepito era miembro de otro grupo juvenil Los Polimusic y nos conocimos tocando juntos en un partido de baloncesto del Colegio Calasanz, yo teníaa como 11 años y el 16 años, más o menos.

Ellos estuvieron en el Estadio Nacional de Managua en el concierto benéfico que tu organizaste en 1973…

Si, ellos fueron las estrellas, mi grupo abrió el concierto. Fue por mi amistad con Chepito, y asi conocí a Santana y a Bill Graham, que era su mánager, y así también conseguí que participaran. Cantinflas, amigo de mi padre y mío, fue el maestro de ceremonias, fue un lleno total y una experiencia inolvidable, a mis 22 años.

Cuándo surgió la idea de ir a grabar a Louisiana? Por qué?

Yo estaba en la Louisiana State University estudiando Mercadotecnia, y New Orleans está a una hora de Baton Rouge. Y tenía la idea de grabar mis ideas musicales. No leo ni escribo, es todo puro oído. Así fue como comenzó todo.

En “Terremoto Richter 6:25 – Managua,” se conjuntaron ritmos como la Mazurka, las técnicas psicodélicas, el Blues, el Jazz y algunos detalles Afro… Cuál era tu objetivo con aquel álbum?

Era un Currículum Vitae musical de todas mis experiencias vividas, La Mazurka me la enseñó el Mandador de la finca de mi abuelo, Panchito, fue la primera tonada que aprendí, en el corral del ganado, en una fogata, con los vaqueros que les decimos campistos, en Nicaragua. Blues es una pasión muy mía, por mis experiencias en el Sur de los USA, Georgia y Louisiana. El Jazz, la influencia de New Orleans. La Bossa Nova, Leonor rodeada de nubes de humo, recuerdos de la noche del terremoto, con mi ahora esposa, entre nubes de humo, muy sensual. Lo Afro, pues porque Nicaragua en su costa atlántica es africana, y además se habla inglés, ya que fue fundada por esclavos jamaicanos. Lo psicodélico, pues por Londres en el 68, con mi amigo de aventuras Enrique Vanegas, conocí a Jimi Hendrix antes de ser famoso, en un club londinense llamado The Bag Of Nails, y me encantó el estilo.

Tus principales influencias musicales o artísticas en aquel momento?

De todo un poco, Gabor Zsabo, Hendrix, Santana, Sabicas, Montoya, Fania All Stars, Vivaldi, Carlos Jobim, Deodato, música folclórica nicaragüense, como la Mora Limpia, me gustan muchos los Beatles, los Stones, Clapton, Dave Brubeck, Kenny Burrell. Desde niño, me encanta el Jazz, me dormía escuchando a Ray Charles, a George Shearing, Chico Hamilton, a los 8 o 9 años.

Qué se grabó antes, “Terremoto Richter 6:25 – Managua” o “La Gigantona”? Cómo fueron las sesiones de grabación?

Terremoto fue en 1973, La Gigantona en el 76 o 77. Las sesiones en Terremoto fueron nocturnas, y en fin de semana, muy desorganizadas, todo fue improvisado, y me llevaba copias en cassete a mi casa despues de los tracks iniciales, para inventar qué ponerle después. Casi todos los músicos son todos americanos con excepción de un amigo en guitarra acústica Silvio Lacayo, nicaragüense, Marcos Ostrander, conguero Panameño, y un Colombiano, Cristóbal, timbalero, de Bourbon Street.

La Gigantona, fue grabada en Nicaragua, más organizado, grabaciones diurnas por lo general, todos los músicos son nicaragüenses, de diferentes gupos, es casi un All Star. Siempre manteniendo lo de llevarme los tracks a mi casa e inventar la próxima sesion, al vuelo.

Escuchando “La Gigantona,” se puede observar que la tonalidad es mucho más mística, hay momentos de fascinante experimentación, como en “Sinfonía del Espacio en Do Menor” y la acentuación latina está mucho más presente… Qué diferencias esenciales hay entre los dos álbumes?

Terremoto, es mas ingenuo, mas juvenil, menos experiencia, y con recursos muy limitados, ya que era un estudiante, fue un gran esfuerzo. “Hijack”, y “In the Woods of the Moon”, son solos míos, pura improvisación grabada.

La Gigantona, ya tengo 4 o 5 años más de edad, más experiencia, músicos latinos todos: Chepito Areas, de Santana, en su apogeo, Roger Barrera director musical de la Sinfónica de Nicaragua en el saxo y clarinete, además de ayudarme con los arreglos de vientos, Charlie Robb en la trompeta, mísicos de mucha edad y fogueo digamos. Ricardo Palma, gran músico, el Chapo Domínguez, Maquillaje Arauz y Paladino en bateria, Salvador Fernández en las congas. Un dream team como dicen los gringos.

Y la experimentación musical es mi especialidad, muchas veces comienzo a tocar algo y no se ni cómo voy a terminar, aún hoy. Estoy experimentando con mi próximo disco. Hay piano flamenco, y estoy muy metido en el piano acústico, rítmico, y la guitarra hollow body de Grestch que compré hace poco. Siempre toco guitarra acústica tipo española, por supuesto.

Es “La Gigantona” una especie de hermano pequeño?

Es mi novia gigante de Leon, mi ciudad natal. Siempre tuve fascinación por su porte, su baile, su ritmo, sus vestiduras, es una amante en fantasía, me gustan las mujeres altas y con pelo largo, también en la vida real. Casualidad?

Qué importancia tuvo Roman Cerpas en las grabaciones?

Roman es mi amigo de niñez, tocamos juntos muchas veces, gran bajista, buen guitarrista, y ya adulto se dedico a ingeniero de grabación. Me ayudó mucho a organizar La Gigantona como álbum , y el es el bajista en La Gigantona como canción en sí misma y en otras de las composiciones. Su ayuda a la hora de la mezcla fue muy importante con la infusión de todos los efectos de sonido puedes oír, tiene un oído privilegiado. Roman es muy creativo y también autocrítico.

Por qué finalmente no se editaron todas estas grabaciones que ahora recupera Numero Group?

Por el comienzo de la revolución, luego se me extraviaron las grabaciones, hasta que mi hija y mi hermano las enconraron en una caja de grabaciones que saque de Nicaragua en mi éxodo, en la posguerra.

Cómo fue el primer contacto con la plataforma de Chicago? Cuánto tiempo ha llevado poner esta fantástica edición en circulación?

Me contactó un amigo de ellos, Douglas McGowan de Yoga Records, que había oído de Terremoto en internet, a través de unos europeos, de Checoslovaquia. Les encantaba Terremoto, FM Music creo recordar, estos sitios comenzaron todo, y yo no sé ni quién subió los archivos a internet y tampoco sé como consiguieron mi música en Europa oriental…

Frankie Pizá


Contenido relacionado:

One Response to Alfonso Noel Lovo: la historia detrás de “La Gigantona”

  1. Nick says:

    Nada de especial tiene, ya que es una copia fiel del estilo que mantiene Santana. Deberian de ser originales. Tener un estilo propio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>