Annette Peacock “I’m The One”

Seguramente sea una tontería introducir a nuestros lectores a la persona y figura de Annette Peacock. Con los años, la prolífica artista de Brooklyn ha ido recogiendo los frutos de una época en la que se mostró como una auténtica visionaria, ganando una repercusión y atemporalidad que han ido creciendo a medida que sus primeros trabajos consiguen valorarse de manera panorámica. Dentro de la extensa carrera de la multi-instrumentista y vocalista, destaca sobremanera su álbum debut, grabado casi en su totalidad en una toma en 1971, dentro de los RCA Studios de New York y considerado un antes y un después en la fusión Jazz-Rock avant-garde-orientada, debido a la potencia y visceralidad vocal de Peacock y sus pronunciados trazos y arañazos de sintetizador Moog, con el que se consigue crear una especie de conversación a dos en los momentos más excitantes de la obra. Manteniendo el apellido de su primer marido, el bajista Gary Peacock, habiendo colaborado con músicos de la talla de Albert Ayler y con una visión única de la transición entre estilos y géneros, además de un gusto innato por la experimentación, Annette ganó un contrato con RCA y debutó oficialmente con este trabajo en 1972, cambiando el sentido del Pop para siempre; provocaría una influencia capital en gente como Lour Reed o David Bowie con un material que fundía de manera salvaje las puntiagudas improvisaciones del Free Jazz con una paleta de emociones vocales altísima, fusionaba Blues y Rock a su antojo, incorporaba líneas Funk y daba un protagonismo inaudito por entonces al sintetizador, un instrumental electrónico que ella misma se encargó de manipular, mezclar e interpretar.

Ayudada por su segundo marido Paul Bley y con apariciones estelares en la percusión como las de los virtuosos brasileños Airto Moreira o Dom Um Romao, Annette se muestra y presenta a través de las 9 composiciones que forman “I’m The One” como una de las artistas más avanzadas de su época. Reeditado en 2010 en formato CD, ahora Future Days (sello emergente afiliado a Light In The Attic que el mes pasado reeditó “The Black Gladiator” de Bo Diddley) nos lo trae de nuevo a casa completamente remasterizado, disponible en formato CD y LP (180 gramos), complementado con fotos inéditas y unas extensas notas de Mikey ‘IQ’ Jones. Una oportunidad única para conseguir uno de los títulos más poderosos, sensuales, adictivos e inspiradores de la década de los 70. “I’m the one, you don’t have to look any further. I’m the one. I’m here, right here for you…”

Frankie Pizá


Contenido relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>