Worldwide Festival 2011

La fête est Sète!

Han pasado solo seis años. Y en este tiempo, el Worldwide Festival de Sète ha alcanzado su máxima plenitud. Ese punto de no retorno que, con vistas a la próxima edición, obligará a la organización a tomar una decisión que no dejará a nadie contento:trasladar el escenario principal nocturno bajo el incomparable marco del faro de LeMôle de St. Louis, o cortar el grifo.

Porque si algo ha caracterizado y diferenciado al WF –más allá de su selecto ‘line up’y del incomparable marco de la ‘ville sètoise’- ha sido su comodidad. Por eso, la edad media de sus asistentes se acerca más a la treintena que a los 20. Y también por esta razón, uno de los puntos álgidos (y el más concurrido) del fin de semana como fue el directo de Flying Lotus dejó más sombras que luces. El otrora alumno de la Red Bull Music Academy y amo y señor de Brainfeeder, ofreció un set tan frío como egocéntrico en el que desaprovechó la presencia de Dorian Concept y Richard Spaven en el escenario. “¿Viste?”,comenta el parisino Soulist –media naranja de Fulgeance en el proyecto Souleance-, “FlyLo estaba tan pendiente de su historia que no escuchaba a sus colegas. Dorian estaba cohibido al teclado”. Sin duda, un comportamiento impropio de un Coltrane.

Pero ojo. A pesar de estas ‘toyinas’ iniciales, la nota final del WF Sète 2011 sigue siendo un sobresaliente. Porque por mucho que nos empeñemos, la perfección no existe. Por muchas ilusiones que se haga uno después de conocer a un pibón enfundado en una camiseta de J-Dilla. Y es que en ningún otro festival podremos permitirnos el lujo de degustar a pie de playa unas ostras con vino blanco de la tierra mientras Dâm-Funk  improvisa una versión extendida de su ‘Mirrors’ desgañitándose ante el micro. El concierto del ‘mesías del funk moderno’ fue otro de los momentos cumbre, tanto en esa traca final que fue la ‘closing party’ del domingo en la playa como del fin de semana, gracias a sus no pocas alusiones al indispensable ‘Toechizown’ y a algún que otro adelanto en exclusiva del que será su nuevo trabajo de estudio ‘Love, Peace & Funky Beats’ en compañía del célebre Steve Arrington, que verá la luz en Stones Throw dentro de unos meses.

Las otras dos plazas del podio honorífico de Sète 2011 (el orden de los factores…) deberían ser para James Blake y su concierto ‘gallina de piel’ en el Théatre dela Mer (donde también se permitió el lujo de interpretar ‘Enough Thunder’, su última creación) y para Sir David Rodigan. Al igual que semanas atrás en Sónar, el miembro de la Radio Academy Hall of Fame activó su particular máquina del tiempo-capaz de teletransportar a miles de personas a la vez a los suburbios de Kingston en 1972 de la mano de King Tubby, para acto seguido devolverlas al East London en 2011 a ritmo de Africa Hitech- y puso patas arriba la dársena del muelle de Sète, especialmente a la numerosa parroquia londinense presente estos días en esta localidad costera del sur de Francia.

Mención especial también para la sesión final de Gilles Peterson (en la fiesta de bienvenida del miércoles en el Centro de Arte Contemporáneo firmó el ‘warm up’ del camaleónico Dj Harvey, pero en la ‘closing party’ el anfitrión se destapó con un set en el que tuvieron cabida desde el funk carioca al hip hop y cómo no el post-dubstep de Jamie XX; para el aplastante directo de los alemanes Brandt Brauer Frick, que firmaron según el propio Daniel Brandt “su mejor actuación del año” (¿mejor incluso que la espectacular puesta en escena en el Dôme de la RBMA con una banda de once músicos?); y especialmente para el ‘showcase’ de Boiler Room del viernes en la playa.

En poco más de un año, esta web inglesa se ha convertido en un todo un fenómeno. “Si te soy sincero no sé cómo lo hemos hecho”, asegura Chris, su alma mater. Sus emisiones semanales en ‘streaming’ con invitados de primer nivel y la mierda más fresca, además de su cobertura en directo de festivales como Sónar o WF ha hecho delos chicos de BR todo un referente que puede permitirse el lujo de contar con refuerzos como el omnipresente y polivalente Simbad (igual se destapaba con una sesión de dubstep que con un monográfico de salsa con vinilos de 7”), o el esperado Jamie XX. Ni en su actuación vespertina ni en la nocturna, el productor de moda acabó de cumplir con las expectativas creadas a la sombra de remezclas como el ‘NY is killing me’ de GSH, que sin ir más lejos llegó a sonar hasta en tres ocasiones en la noche del sábado. Cosas del directo.

Un maratón de 18 horas diarias de música

Además de la variedad de su programación, el factor que sigue diferenciando al WF del resto de festivales es que todo aquel que lo desee puede asistir a las actuaciones detodos los artistas de su cartel sin que estos se solapen. La distribución de las actuaciones en tres espacios durante 18 de las 24 horas del día, obliga eso sí a realizar un esfuerzo extra a quien se atreva a cometer semejante osadía. Eso sí, las ocho primeras horas en la playa, también ayudan lo suyo. Sirva como ejemplo la frenética actividad del jueves, cuando Sofrito Soundsystem y Quantic transportaron sus ritmos latinos por unas horas al ‘lounge’ ACD en La Baleine como calentamiento perfecto al directo de los mencionados Souleance , que salpimentaron la tarde con los beats pesados y las bases orgánicas de su próximo trabajo ‘La belle vie’. Sin dudas, el aperitivo perfecto para una primera noche en Le Môle de St. Louis que prometía emociones fuertes. Primero, con arrollador ‘live’ –otro más- de Konono Nº1, un valor seguro en cualquier festival que se precie a golpe de sus likembé (pianos de pulgar) y sus cencerros amplificados. Los hipnóticos sonidos del veterano ‘sound system’ congoleño dieron paso a otra ‘joven promesa’: el incombustible David Rodigan, a quien anteriormente ubicamos en nuestro ‘top 3’ particular del fin de semana.

La difícil misión de mantener el listón de Rodigan recayó en los hombros de Raphael Saadiq, quien apoyado en su banda y en la pulcritud de su directo, lo consiguió a medias. Los coqueteos ‘rocanroleros’ de su último trabajo ‘Stone Rollin’ le vinieron de perlas para captar la atención del público durante los primeros temas. Pero Sète no es el FIB ni el Primavera Sound, y con la salvedad del mágico paréntesis abierto con ‘Be Here’ (a pesar de la lógica ausencia de D’Angelo), muchos echamos de menos algún que otro guiño más a sus inicios del ‘Instant Vintage’. Liberado del bochorno de su última gira y proyecto con Dj Shadow (The Hard Sell), Cut Chemist recuperó el crédito perdido en cuestión de segundos con un seten el que, al margen de volver a sacar a relucir su calidad y recursos de siempre comomago del ‘turntablism’ que es, confirmó que sus inquietudes por las músicas del mundo -más allá de samplear a Astrud Gilberto en ‘The Garden’ y de flirtear con el jazz etíope en ‘Adidas to Addis’ y en ‘Sound of Police’- le convierten en el invitado ideal de cualquier festival dirigido por Gilles Peterson.

Pearson Sound, o lo que es lo mismo Ramadanman, se encargó de poner el cierre a una noche completita con una sesión sin altibajos, pero con la que tampoco fue capaz de impedir que el público fuese desfilando hacia la salida. Eso sí, la instantánea de ese amanecer a los pies del faro ambientado por su revisión del ‘Night Air’ de Jaime Woon también permanecerá en la retina de los allí presentes para siempre. Fue la tónica general de las últimas sesiones en el muelle de St. Louis: primeros espadas como Joy Orbison o Kode9 cumpliendo con su cometido, pero sin grandes estridencias ni subidas de tono. El madrileño Másàjazz y los barceloneses Beatspoke (cada uno consu estilo, pero ambos como encargados de cortar la cinta a sendas jornadas playeras) fueron los únicos representantes de la piel de toro en un festival en el que cuando algún imprudente (entre ellos el mismísimo Peterson) preguntaba “¿Dónde están los españoles?” se hacía el silencio más absoluto. Es lo que pasa cuando se vive en un país sobresaturado de festivales de verano que, en muchas ocasiones, no llevan a ningún sitio. Que nos creemos el ombligo del mundo.

Aitor Labrador

Fotos: Red Bull Music Academy


Contenido relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>