FOCUS: Next Level Hip Hop

Es el año del género, es casi lo único que está claro. Dentro de la nube de polvo, humo y a través de las líneas difuminadas se están dando diversas circunstancias –muchas de ellas geográficamente separadas– que indican que el Hip Hop se está reinventando en todos sus aspectos; vemos como ya no quedan gangstas reales, a la antigua, poco a poco acaban siendo una parodia de sí mismos, vemos como la encarnación digital de lo que fue Wu-Tang se materializa en el talento de Odd Future, vemos como New York resurge de sus cenizas gracias a la gente de Queens y otros espectaculares talentos, vemos como un nuevo nivel de pensamiento y actitud –tanto musical como editorial– nace en las partituras y versos de Lil B o Main Attrakionz y, sobre todo, en las manos y manipulaciones de gente como Clams Casino, Keyboard Kid 206 o Nem270. Las temáticas se vuelven límites, tocan techo y suelo respectivamente –visualizando a Tyler, The Creator en una esquina del cuadrilátero y a Lil B en la otra–, la manera de distribuir ha cambiado sin vuelta atrás y –lo más importante–, todo aquello que antes nos encantaba, ya no nos estimula, ya no nos empalma. Héroes del pasado, magos del sampleo y de  la MPC combaten contra talentos crecidos en Internet, influenciados directamente por residuos mainstream y bifurcaciones algo retorcidas a primera vista, luchan por no pisar el fondo del pozo acompañados de su frondosa colección de discos raros y samples irreconocibles. Y por supuesto, no hablo de Kanye West –Dios me salve–, eso que quede bien claro desde el principio. Tampoco de Jay-Z, por extensión. Quiero hablar de nombres propios, pseudo-etiquetas y la nueva mentalidad y procedimientos que definen el futuro del Hip Hop, sin más y únicamente basándome en lo que realmente vuelve a empalmarme.

Se podría hacer exactamente lo mismo con la última-depresivo-mutación del R&B; ese cambio reflejado en letras doradas que rezan The Weeknd. Aunque no solo él reclama la atención que la vida no le concede: How to Dress Well y su refrito basado en años de obsesión y estudio milimétrico de las grandes estrellas negras de porcelana, las brillantes reinterpretaciones de Tri Angle Records, la dream-diva Jhene Aiko o incluso a la gran estrella ingles James Blake, quien también se vería salpicada por este chapuzón de intimismo, soledad e introspección que conforma la cara más fuerte del nuevo R&B. Pero bueno, aquí estamos ahora mismo para hablar de Hip Hop, aunque en algunos casos las barreras esten humedecidas por la lluvia, oxidadas o aparentemente necesitando una nueva mano de pintura. Comentaremos por encima y sin profundizar en ninguna de las figuras, intentando representar de la manera más esquemática ese poderoso germen que poco a poco se está extendiendo dentro del difícil mercado del Hip Hop y sus propuestas más interesantes. Por supuesto aquí no se traza de manera absoluta un mapa de los causantes –faltan Shabazz Palaces, que les dedicamos un FOCUS entero hace más o menos un mes–, protagonistas y discos esenciales, simplemente se muestra el cambio o evolución a través de algunos seleccionados, que ni mucho menos son todos los que podrás encontrar echando una ojeada en Internet. La red, esa plataforma o ente que aparecería en esta película como el nexo que une a todos los nombres, referencias y tecnicismos que a continuación aparecerán en este artículo.

Internet

Y es que Internet lo ha cambiado todo, lo cambia todo y lo cambiará todo, sin excepciones. Dentro de la industria musical es un hecho, reconocible en todos los estilos, países o mercados. Si nos centramos en el Hip Hop o en la música considerada como ‘avanzada’, podremos observar el cambio que la escasez de medios, la imaginación ante las dificultades y el inmediato acceso a una vastísima información están provocando. Ahora los medios de comunicación especializados no hablan casi de discos, hablan de descargas, se informa de la actualidad de cualquier artista a través de sus regalos o los de su compañía, se habla de un trabajo a través de la desfragmentación de este en pequeñas dosis, partículas y snippets. Primero un stream, luego un single BONUS, luego el regalo de una mixtape con temas exclusivos, más tarde un remix más de regalo y, por último, el disco en cuestión. Estos cambios en la distribución hacen que en la actualidad grabar un CD o un LP y plancharlo de manera física sea cada vez más complicado y valorado –no solo por el propio artista, sino también por el público y la crítica–, aunque, si hacemos un parón para echar la vista atrás en este 2011, algunos de los discos más aclamados, importantes y diferenciales que han aparecido hasta ahora han sido totalmente gratuitos –véase The Weeknd o Clams Casino–. El futuro dirá si es más importante tener un vinilo limitado con tu nombre y material o, por el contrario, una mixtape instrumental que se han descargado miles de personas.

Sumado a esta situación de casi auto-distribución y las nuevas estrategias en este sentido, la fuente de conocimiento e información que significa Internet representa la mayor arma y la mayor influencia para esos jóvenes artistas destinados a escribir las futuras páginas de la historia. Chavales metidos en casa, con la única compañía de su laptop, con acceso inmediato a todo lo que les plazca, aprendiendo a su antojo y en cualquier momento, tragando mierda y cultura en raciones exactamente iguales. Con la facilidad de ripear un sample de Youtube, hacerse con un MIDI-Pad en cuestión de días con algo de dinero ahorrado y pudiendo grabar sin moverse de casa sus progresos, colgarlos y hasta crearse un Bandcamp que tendrá las mismas posibilidades de triunfar que el último y adinerado joint de Beyoncé. Freestyles grabados con el micro del PC, portadas hechas al vuelo y comunicación via redes sociales son algunas de sus características comunes –aunque bueno, en algún caso el olor a estrategia o invento es más fuerte que el del repollo recién cocido–, armas de doble filo en ocasiones y que proporcionan atractivo en otras tantas. En conclusión: Internet es una de las causas de estos mini-fenómenos musicales, de las nuevas mutaciones musicales en todos los géneros, de la nueva manera de adquirir y disfrutar de la música y tus artistas favoritos…, pero, sin duda alguna y como ahora mismo constataremos, la causa absoluta es el talento, porque sin él, nada es posible.

Cloud-Rap, Ambient-Rap

Son –ambas– horribles denominaciones. La primera vez que escuché el segundo término, fue en una reseña o comentario centrado en el criticado “Rain In England” de Lil B. Aquella reunión de frases proféticas, versos conscientes, aires ultra-lo-fi, decoración minimalista y atmósferas épicas apareció como una bomba no comprendida por parte de las tiendas o medios especializados. Para muchos curiosos fue visto como un límite, un extremo al que se tenía que llegar para poder mostrar la escena o reunión de talentos que se encontraban haciendo algo parecido en ese preciso momento. La reflexión más demente del Dios baseado no funcionó como álbum popularmente aclamado pero sí como personalidad extraña, desfasada y lleva de esquinas incómodas que destaca por sus características y acaba haciendo saltar las alarmas. Y lo que quiero decir es que, si nos ceñimos a lo que significaría de manera literal eso de Ambient-Rap, tendríamos en ese excéntrico álbum nuestra primera y merecida dosis.

Pero bueno, en realidad la explicación más clara que puede uno echarse a los ojos o a las orejas sobre lo del Cloud-Rap la encontramos en Space Age Hustle, blog importantísimo –fundado por Walkmaster Flex y Soft Money– casi únicamente dedicado a cubrir la actualidad del colectivo Green Ova, del que luego hablaremos y que tuvo la generosidad de regalar “New World (SAH Exclusive)” (from 3 Years Ahead: The Cloud Rap Tape, Space Age Hustle, 2010), selección apadrinada y escogida por la pareja de Oakland Main Attrakionz y que servía para intentar definir el movimiento de esta manera; Make no mistake: “cloud rap” is not the newest sub-sub-sub-genre of rap music we’re tying to forcefully bring to life. Instead, “cloud rap” is more of a thematic movement: not all rappers make cloud rap, and not all rappers that make cloud rap make it exclusively. However, in 2010, we’ve seen a lot of new artists singularly focused on stepping outside of rap’s comfort zone and doing what they want with beats and lyrics. While Lil B’s rising #based movement and Outkast’s otherworldly personalities make them both patron saints of the style, new artists like Main Attrakionz and G-Side have added their own flavors to the mix (lo-fi sensibilities and trance-like synths, respectively). It’s not just production-wise, either. Consider the way Main Attrakionz flip “O Let’s Do It” on “I’m Back on Deck”, or the screwed-up remix of Wiz Khalifa’s “Up” from Odd Future. These guys bless the track with their own unique visions to create a sound all their own.

Como podemos ver, aquí lo de este término no se trata como una etiqueta cerrada o hermética, simplemente se usa para definir e identificar un sentimiento o sensibilidad común entre algunos artistas del momento. Se incluye así a nombres conocidos que se han acentuado algunas de sus producciones con este sabor, el based-world de Lil B e incluso un nombre que dirige la mirada directamente a Odd Future. Por supuesto el cacho de pastel más grande se lo llevan Main Attrakionz y sus productores en nómina, ambas parte impulsoras y máximas representantes de toda esta historia. Cloud-Rap es algo que puede quedar enterrado con los años, puede quedar en una anécdota o quitarse enemigos de en medio y brillar como un justo sub-género dentro del Hip Hop…, aunque, a quién le importa? Lo que aquí interesa es el material y los artistas que están dando forma a esa nueva sensibilidad, a esa nueva razón de ser formada por influencias dispares y mundos separados, productores, MCs y catálogos que se encuentran dirigidos hacia la misma fuente común y que intentan escapar de las tierras ya colonizadas.

Lil B (The Based God)

Complex: While you’re trying to get to that million, what’s the average day like for you? It seems like you spend every second on the Internet.

Lil B:Exactly. That’s what I am doing. Every second on the Internet. Consistently surrounded by music, music intake, video input, watching the Internet, watching friends, on blogs. Consistently. I’m an avid reader of blogs”.

Complex: Why do you think like indie rock sites are posting your music?

Lil B: Because I’m a rebel. I’m a punk. I’m like a rocker in the rap world. I’m one of the outcasts. The motherfucking guy that’s just fucking crazy. Playing pranks on the fucking football stars and the athletes and then fucking their sisters. I think they see the raw emotion in me, because at the end of the day, I make music at the realest point. I try to convey an emotion. That’s why I really got into my production. I really convey emotions over beats now. My sound quality and teaching myself how to do mixing, it’s giving me my own style. Some songs it needs to be how it is. Some songs it’s not the highest quality and it’s not for that. It’s for the emotion. Real music. People will recognize what real music is regardless. I got hella lo-fi shit I’m listening to because I love it, and it’s helping me through my day, you know?

Qué fue antes…, el huevo o la gallina? Cuando se habla sobre Brandon “Lil B”,”Mansion”,”Based God”,”The Chosen One” McCartney esa es una de las preguntas más recurrentes a las que uno se puede enfrentar. El de Berkeley (California) es una personalidad única no solo dentro de la Bay Area, sino dentro del mundo e historia conocida del Hip Hop. Su excéntrica e hiperactiva actitud ha conformado un mundo paralelo en el que él es el único invitado, un based-world acuñado por él mismo y en el que tiene libertad para auto-denominarse gay –sin serlo, más abajo se explica, al final no ha sido tan complicado como parecía–, una puta rica o un punk cibernético o simplemente un rebelde, además de auto-proclamarse Dios absoluto en numerosas ocasiones. A medida que su popularidad ha ido creciendo, también lo ha hecho su notoriedad casi fictícia y sus excentricidades; su difícil relación con Soulja Boy, los extraños documentos virales aparecidos en la red –como este, donde en lo que parece ser una entrevista, Lil B recibe un combo de puñetazos directos a su rostro propinados por uno de los secuaces de DeAndre Cortez Way–, sus centenares de cuentas Myspace y más de 1000 canciones grabadas, su actitud anti-Drake y sus comentarios como “soy más fino que Nicki Minaj” son algunos de sus rasgos más conocidos por sus miles de fans y followers agrupados en su cuenta Twitter.

Se le considera acertadamente como el más brillante de-constructor de la era post-Lil Wayne y uno de los referentes más importantes a la hora de calificar o discernir el poder que ahora mismo tiene Internet y su utilización dentro del mercado musical. Pero todo tiene un comienzo, Lil B no nació en 1989 así, como ahora le conocemos, todo forma parte de una evolución y circunstancias que comenzaron en la Albany High School, donde se encontró con su compañero Young L. Ambos se encontraron allí con dos alumnos de la Berkeley High School –Lil Uno y Stunnaman– para crear el cuarteto denominado The Pack; grabaron dos mixtapes fabricadas enteramente en el estudio casero de Young L –“Wolfpack Muzik Vol. 1″ y “Wolfpack Muzik Vol. 2.”–, más tarde publicaron via Myspace el track “Vans”, trabajo que llamó rápidamente la atención de Too $hort, quien les ofreció un contrato discográfico con su sello Up All Nite Records (via Jive). En 2006 publicaron el famoso “Skateboards 2 Scrapers”, un EP que fue todo un éxito y acabó por mandarles al rápido estrellato y salir en la MTV gracias al tema antes mencionado –el videoclip fue censurado en un primer momento por su contenido comercial, aunque más tarde fue editado–. En 2007 publicaron “Based Boys”, álbum donde ya se dejaba ver el liderazgo de Lil B, sus ideas y también la potente carga sexual de sus letras.

Aunque su material se considera de alta calidad, The Pack aumentaron su popularidad debido a los beefs con New Boyz –Ben J & Legacy–, estandartes del movimiento Jerk“You’re A Jerk”– y de los famosos skinny jeanz –“Skinny Jeanz and Mic”, que rivalizaba por culpa de sus similitudes con el movimiento hyphy –de hiperactivo, movimiento/danza compuesta por acciones ridículas y desfasadas acuñado por el rapero Kreak Da Sneak que acabó convirtiéndose en un estilo de vida. Podría considerarse como el G-Funk de Los Angeles–, defendido por The Pack. En un concierto en Victorville (casa de New Boyz), Stunnaman provocó a estos últimos nombrándolos como “New Girlz” y defendiendo que los jóvenes les habían copiado su estilo bautizándolo como Jerk. Aquello acabó en una supuesta pelea entre New Boyz y el propio Lil B el día del 20 cumpleaños de Soulja Boy. The Pack no han desaparecido: grabaron “The Pack Is Back” en 2009 y publicaron Wolfpack Party” en 2010, aunque todo apunta a que Lil B ha decidido centrarse únicamente en su carrera en solitario. Un camino que comienza con el bombardeo via Internet de miles de tracks, editando mixtapes como churros y extendiendo su particular visión del Hip Hop de manera digital y sin restricciones; Lil B no actúa como un sectario, ni como un sibarita sabedor del conocimiento supremo donde todos seríamos sus plebeyos, Lil B es feliz –gay– y solo se preocupa de encadenar profecía tras profecía, barbaridad tras barbaridad, ironía tras ironía. Es un tío feliz y encantado de haberse conocido, un provocador, un outsider real, palpable e impredecible. “6 Kiss” y “I’m Thraxx” llegan en 2009, “Rain In England” en 2010 via Weird Forest, ya en 2011 edita “Angels Exodus” y recientemente “Illusions Of Grandeur” con Amalgam Digital, sello que le fichó en 2010. El Viernes pasado se publicó el que puede ser su álbum más destructor y la clave de su éxito o caída: “I’m Gay (I’m Happy)”, con beats de Clams Casino, Keyboard Kid 206 y con portada inspirada en el “I Want You”, trabajo de Marvin Gaye decorado con aquel mágico cuadro –Sugar Shack– de Ernie Barnes.

Lil B se muestra como uno de los estandartes de la sensibilidad sonora denominada ‘Cloud-Rap’, pero no estamos muy seguros de que lo comparta. Se muestra como figura de culto, como ente, como el máximo representante de la utilización de Internet dentro del mundo del Hip Hop –antes que Odd Future–. Recurre a los servicios de productores comunes con más grupos y artistas dentro de este movimiento. Auto-denomina su música como ‘based’ y, por supuesto, él es The Based God. Marcar sus límites y jurisdicción estilística es complicado, aparece como una presencia omnipresente que marca con sus métodos el “Birth Of Rap”, resulta como un mundo paralelo o un nivel desconocido que vigila incesantemente a otras pequeñas porciones artísticas que se han dejado influir por él y su reciente trabajo o, por coincidencia, están buscando y fabricando la misma música. Una música que ama, siente y a buen seguro nace desde sus adentros, así como sus letras y su actitud digna de estudio. Eso es lo único que está claro. Listen: “I’m God” by Lil B.

Clams Casino

FACT: How do you think hip-hop is going to progress from this point?

CC: “I think hip-hop is exciting right now. I don’t know what to expect and that’s what I love about it. I love how easy it is to make whatever you want, no rules, post it up online and get reactions from anybody all over the world instantly. It’s crazy to think about”.

Personalmente me harto de hablar de Mike Volpe, ya sea a viva voz y sin que mucha gente me escuche o en anteriores artículos –uno dedicado a nuestra primera lista de “25 Talentos” para este 2011 y en nuestro FOCUS dedicado a Tri Angle Records– publicados en esta web. Hablar sobre él es ahora necesario y cada vez lo será más; representa la imagen de productor modesto y despreocupado, hacedor de las más inspiradas manipulaciones dentro de esta nueva ola de sensibilidades dentro del Hip Hop y, además, ostenta la medalla como el beatmaker más recurrente e importante en la carrera de Lil B. Dado que por ahora es el fabricante que más reseñas, críticas y admiración está levantando y sus beats e instrumentales son las que más están influenciando dentro de escena electrónica avanzada, es obvio y lógico nombrar a Clams Casino –ya sabes, fisioterapeuta de New Jersey que coge prestado su nombre de un plato de almejas con bacon típico de Rhode Island que nunca ha probado– como punto de partida creativo y primer actor protagonista dentro de esto del Cloud-Rap.

Es un chico que siempre ha vivido en Nutley, un pueblo a 15 minutos de la ciudad. Estudia y hace prácticas de fisioterapia en el mismo hospital donde nació, comenzó a escuchar Rap y Hip Hop en 1998, años después distribuyó su primer CD de beats entre sus compañeros de clase, apoyándose en los métodos aprendidos tocando la batería cuando era un niño. De adolescente fumaba mucha mierda y hasta hace unos años no empezó a mandar sus bases a algunos raperos poco conocidos. A muchos les encantó el material y sus composiciones empezaron a correr por la red –ha conocido a pocos MCs que han utilizado su material–, aún con la negativa de su novia que afirmaba; “Están arruinando tus canciones”. Ahora, aunque no tengo todos los detalles, Clammy se encuentra esperando o disfrutando del aprobado de su examen final, algo que le permitiría tener el trabajo fijo como fisioterapeuta que tanto desea. Esa es una de las grandes preguntas que ahora todo el mundo se formula: ¿Qué hará después de “Rainforest EP” Clams Casino? Seguirá moldeando su perfil como músico o seguirá tirando por la de productor al uso, incluso haciendo caso a ofertas lógicas de personalidades más mediáticas hambrientas de talento virgen? Otra opción puede ser que acepte tener la vida normal que siempre ha querido tener. Yo no se lo reprocharía.

Ya dijimos en nuestro especial sobre la marca de Robin Carolan que la vulgar etiqueta Witch House cada vez tiene menos razón de ser. La de post-R&B tampoco es acertada, pero a falta de algo mejor sí que explica algo mejor la brillante reinterpretación de la influencia y melodías de este elemento mainstream y el Hip Hop yankee, conjuntadas con elementos drag, texturas lo-fi y haunting-atmósferas que podemos escuchar en su ya monumental catálogo. Los beats que podemos escuchar en “Instrumental Mixtape” podrían identificarse con algunas de las características antes mencionadas –al igual que “Rainforest EP”, que aunque se diga que fueron concebidos como instrumentales, aquí dice que, en realidad, nadie quiso nunca esos beats para poner su voz encima. Algo que, por supuesto, no es negativo–, aunque también podríamos introducir nuevas; sampleos New Age, Ambient, rítmica fría y húmeda, bombos resquebrajados, ecos fantasmales y una sensibilidad única –como la que posee Burial– que le hace merecer el título de célula madre creativa con las aptitudes necesarias para traspasar las líneas estilísticas. Pensemos que ha fichado por uno de los sellos mejor vistos del panorama avanzado, que su “Instrumental Mixtape” va a ser físicamente editada por Type y que dentro de ella podemos disfrutar de los clásicos más primitivos del nuevo Hip Hop; “Motivation”, “Realist Alive” o “Brainwash By London” –los dos primeros para Lil B y el tercero para los geniales The Jealous Guys de San Francisco–. Hay otro clásico absoluto no solo del Cloud-Rap sino del Hip Hop en general que lleva la huella de este hombre y que por razones que se desconocen no figura en la inspiradísima mixtape: “I’m God”, el antes y después del Dios Baseado –la anécdota es que ese beat no se creó pensando en él, iba destinado a Sha Stimuli–.

Según ha declarado, por ahora no piensa en él mismo como un artista y, aunque le gustaría poder estar presente en los dos mundos –como músico independiente y productor–, no piensa por ahora cambiar sus métodos o períodos de gestación. Se mantiene humilde e incluso algo desfasado por lo que su material está provocando; si los acontecimientos siguen su curso, Clams Casino será recordado como el punto de inflexión dentro de esta nueva y excitante etapa dentro del Hip Hop. Seguramente le están lloviendo las ofertas –recordemos que no solo ha producido para Lil B o The Jealous Guys, también fabrica periódicamente para Main Attrakionz o Soulja Boy– y los rumores dicen que pronto saldrá a la calle una nueva mixtape instrumental, algo que esperemos esté al nivel y no baje el listón propuesto por esa primera edición, de sobras uno de los títulos esenciales de este 2011. Él es el hombre, tiene la sensibilidad y emoción de la que hablamos –y hablan– dentro de sus cabeza, la transmite y la última reunión de acontecimientos le indica de manera indivisible como uno de los artistas más importantes del momento. Listen: “Realist Alive” by Clams Casino.

Keyboard Kid 206

Hay división de opiniones sobre su denominación: en algunos blogs y tracklists aparece como Keyboard Kid a secas y en otros como Keyboard Kid 206. Como su blog personal se titula Keyboard Kid 206 y en su FB personal pone exactamente lo mismo, me dirigiré hacia Gregory Phillips Jr. de esa manera. El de Seattle –como apreciación personal– en la otra gran figura de peso descolgada en parte de las faldas de Lil B y con clarísima importancia dentro de esta minoritaria escena. Además, sus varias mixtapes instrumentales que podrás encontrar echando uno ojo aquí, aquí o aquí, representan una de las más acertadas definiciones del ‘Cloud-Rap’ o el Based, como él prefiere llamarlo. “Based In The Rain” es junto a “Instrumental Mixtape” de Clams Casino la cumbre de las manipulaciones frías y sensiblemente solitarias, los tratamientos lo-fi y la expansión épica con una potente carga emocional. Si algo les diferencia, es que los beats de Keyboard Kid 206 contienen una influencia post-Dilla mucho más clara, no son tan retorcidos, etéreos y chopped-influenciados como los de Clams Casino, se corresponden más con metodologías rítmicas y contextos conocidos, aunque la sensibilidad y la transmisión del sentimiento es exactamente la misma. Ojo que con el repentino ascenso de este sonido y claramente incitado por la valoración que está teniendo Mike Volpe, Keyboard Kid 206 está sacando todas sus joyas del pasado a relucir de manera gratuita –hay de todo, obviamente, no desesperemos tampoco–, no conviene dormirse. Listen: “Born Again” by Keyboard Kid 206.

Main Attrakionz

Llegamos a la madre del cordero. Aunque Clams Casino es la punta de lanza más clara, en esta pareja de Oakland visualizamos el futuro más prometedor en cuanto a Hip Hop al uso se referiría; bases, producciones, lírica, dos MCs carismáticos y que saben lo que quieren a pesar de su juventud. Además de ser los que provocaron el término, Main Attrakionz –Squadda B y MondreM.A.N.– y Green Ova o Green Ova Undergrounds –colectivo que capitanean junto a Dope G, Lolo, Shady Blaze o Nem270– representan la rama más hiperactiva, consciente y transgresora dentro de toda esta todavía tímida historia. Sacan discos como pollos del horno –difícil juzgar el mejor entre todos ellos– y lo más importante es que no se les ve tan dispersos como a Lil B; son chavales de barriada, amantes del bounce y conocedores de las glorias de la Bay Area, jóvenes trabajadores unidos para enseñarnos cómo será el Hip Hop del futuro. Gustan de los samples flotantes de etiqueta avant-garde, baterías sincopadas y afiladas, sintes tranceros, ensoñaciones convertidas en coros, su flow navega entre la súplica, el tono profético y el delirio –muy idos, en ocasiones– y sobre todo se encargan de cultivar un sonido vaporoso, inusual y genuino.

Si hay un nombre 100% metido y dedicado a la evolución de este pequeña escena, ese es el de Main Attrakionz; en sus mixtapes –la mejor manera de enterarse de todas es consultar Datpiff. Tranquilo, yo lo hago por ti, pincha aquí–, singles sueltos, compilaciones, limpiezas de armario y colaboraciones podemos encontrar todos lo nombres necesarios para intentar poner cara y protagonistas dentro del Cloud-Rap. Aunque sus versos son del todo musculosos, gran parte del atractivo que encontramos en esta pareja y sus secuaces es debido a la buena elección de los beatmakers, las bases y su posterior saber hacer encima de ellas; juegan con silencios, pronuncian estribillos adictivos y malolientes, corta/pegas a navaja… Los nombres clave en su extensa y complicada discografía –cuando crees tenerlo todo, te encuentras con una mixtape exclusiva para un blog de un colega suyo que les consiguió un bolo no sé dónde!– son Clams Casino –una vez más–, NoaBoa, Julian Wass, L.W.H., Nem270 y el propio Squadda B, hombre multitarea que se desenvuelve igual o mejor en las tareas de producción.

Este año han editado ya 7 álbums –contando trabajos del colectivo entero y en solitario de Shady Blaze, Squadda B y MondreM.A.N.–, todos esenciales  y adquiribles aquí. Ante la imposibilidad de decidir entre todo el material de estos chicos, lo mejor será dejarlo en otras expertas manos y recomendar que –si no lo habéis hecho ya–, os hagáis con la recopilación  “Two Man Horror Film, The Main Attrakionz Compilation”, facturada por Space Age Hustle en colaboración con Dream Collabo. Mi favorito? Sin dudarlo ni un momento diré “Loud Pack”, tema auto-editado el Marzo pasado dentro de una mixtape suelta titulada “Main Attrakionz Hip Hop” y que contiene uno de los beats más brillantes facturados por Nem270 –por cierto, adquirible en versión instrumental en su mixtape “Dank Worries”–. En ese tema en concreto podemos observar todas las características que ellos mismos consideran aptas para definir el Cloud-Rap; desfragmentación de la tradición gangsta de su territorio mezclada con la iconoclasta sensación del bedroom producer de la actualidad obsesionado por el legado del R&B –véase How to Dress Well. Ellos saben de su existencia, sino miren este tweet–, las texturas atmosféricas de carácter lo-fi y meditativo, delirante, con burbujeantes samples vocales chopeados y sensibilidad manufacturada con la vista puesta en la pura experimentación. Main Attrakionz y sus colaboradores y ayudantes conforman el núcleo más duro y sólido dentro de esta nueva actitud y, aunque Clams Casino se lleva el premio a mente creativa más inspirada, ellos deben ser referenciados como “the hardest-working men”. O como ellos dicen: “Best Duo Ever”. Listen: “Cloud Skatin” by Main Attrakionz.

Nem270

Merece un apartado. Es Diamond Dallas, productor y parte legal del colectivo Green Ova. Si has ojeado los créditos de algunas –recientes– mixtapes de Main Attrakionz, seguramente has visto su nombre, aunque haya sido de refilón. Lo pongo aquí por dos razones; 1) su colección de beats llamada “Dank Worries” –6 instrumentales + 2 remixes con Gucci Mane como protagonista– es terrible, elegante, con baterías muy adictivas, un material sensacional donde destacan “bbetter” y el instrumental de “Loud Pack”, tema capital mencionado un poco más arriba. 2) Nem270 es el único productor de Hip Hop que he visto incluir en un tracklist el nombre de Tim Hecker y, además, intentar emular o confeccionar algo a partir de los maltratos del maestro. Conviene seguirle la pista, cada vez se confía más en él y cada vez aparece en más y más mixtapes. Tiene mucho talento. Listen: “Loud Pack” by Main Attrakionz.

Inkrowd

Son T. Bravado y Mc’Fly, llevan relativamente poco dando guerra con su Hip Hop sureño de tendencia soulful, son de Birmingham (Alabama) y desde allí han bebido de  figuras capitales de la era “space age pimpin” –8Ball & MJG, Organized Noize–. Lo que pasa es que ahora y después de un tiempo en el subsuelo, empiezan –por similitudes sonoras y gustativas– a destacar entre algunos de los nombres antes tratados; su track “Southern Funk” es la re-hostia, ha aparecido en bastantes recopilatorios sobre el tema y posee bellísimos sintes Ambient combinados con una feroz y seca percusión. Se sabe poco más de ellos, en teoría van a editar o ya han editado –?¿?¿¿?– su álbum “Country Clever”, donde se puede encontrar el susodicho temazo. Listen: “Southern Funk” by Inkrowd.

L.W.H / Julian Wass

Son los auténtico protagonistas de “Chandelier”, el más reciente trabajo o mixtape de Main Attrakionz. Producen y manufacturan todos los alucinantes beats utilizados por el dúo para soltar sus rebuscados y delirantes versos. Son los artífices de “Swaggin Hard”, otro clásico de esta historia que no debe escaparse de tu atención. A ver, del primero no se sabe casi nada por no decir NADA, CERO. El segundo es algo más activo, tiene Soundcloud y un blog donde la info es directa y escueta: Los Angeles based composer/ producer, member of Fol Chen. Tanto como equipo productivo como por separado se les comienza a ver en bastantes créditos y se vislumbran como dos de los productores reclamados dentro de este movimiento. Listen: “Swaggin Hard” by Main Attrakionz.

SPVCXGHXZTPVRRP

Extracto de su presentación en Facebook: Underrated rapper from the 90’s. Hails from Miami Florida and was born on April 1st, 1991 (Purrp Day)”.

Cambiamos un poco de tercio, abandonamos lo que se diría el mundo de secuaces, colaboradores y fellas bien vistos por Main Attrakionz y el colectivo Green Ova para encontrar a SpaceGhostPurrp (SPVCXGHXZTPVRRP). Muchos de los que estén dedicando algo de tiempo a leer este humilde especial se habrán quedado atónitos al visualizar por primera la extraña denominación que el pequeñajo pero descarado Muney Jordan se ha inventado para protagonizar sus no menos irreverentes aventuras. No es un total desconocido ya que hace unos meses que  Pitchfork y medios parecidos que siguen su estela ya le han echado el ojo encima. Al chaval de 20 años (creo que recién cumplidos) venido de Miami se le conoce como el cosmic cousin de Odd Future, aludiendo a su gusto por los dibujos animados de acentuaciones espaciales –Space Ghost Coast to Coast, creado por Mike Lazzo y en el que está basado su nombre– y el más que parecido catálogo lírico y actitud grandilocuente, desvergonzada y rebelde –además de la edad, que es lo que más comparaciones provoca–.

Para encontrar su razón de ser deberíamos primero centrarnos en nombrar algunas de sus influencias que él mismo afirma: Three 6 Mafia, UGK, DJ Paul, Eazy E, and DJ Screw. Este último, gran gurú desgraciado por su amor hacia el consumo de codeína y precursor de las tendencias drag extendidas desde Houston hasta todo el mundo como Chopped & Screwed debería resaltarse como la principal huella ideológica; además de notarse el beat arrastrado en casi todas sus producciones, este joven ya ha editado una mixtape completa dedicada a la memoria de DJ Screw –“Purrped & Chopped“– y está en proceso de editar una secuela –ya se ha compartido un drag-edit del tema “Fish” de Tyler, The Creator–. Luego de esto, en su repertorio encontramos el obligado gang –en este caso sería el NASA Gang– que representaría todas sus acciones, muchas técnicas interpretativas y tendencias temáticas que ha mamado de sus antepasados de la Bay Area –siempre lo peor de la vida, los sentimientos más crueles y sucios– y una característica que sí le hace único; su estética sci-fi muy lograda y su gusto por la banalización esotérica con mucho simbolismo por medio. Aunque esta última premisa está presente en muchos grupos y escenas separadas, en SpaceGhostPurrp la encontramos más cultivada y sobre todo y más importante: suena mejor.

Tiene varias mixtapes editadas sin contar el homenaje al de Houston; “NASA The Mixtape”, dos compilaciones de supuestas grabaciones perdidas –“NASA Underground: Lost Tapes 1991-93″ y “NASA Underground: Lost Tapes 1994-96″– y la más importante hasta ahora titulada Blackland Radio 66.6 (1991)”. Aunque todo va cobrando naturaleza esencial, es debido plantearse que la adquisición de esta última es el primer objetivo si acabas de conocer a este individuo; contiene 22 tracks producidas e imaginadas por este demente de la narración vociferada y filtrada, bangers como “SVCK V DICK FXR 2011″ o la polémica FVCK TVYLXR GVNG”, ambos tracks realmente conseguidos en cuanto al ambiente psicótico y enfermizo de la atmósfera, los beats desfasados y afilados, además de la condición de marciano que envuelve a este teen, rol del que procura no salirse en ningún momento. Luego y solo para engordar la necesidad de conseguir este material, dale una escucha a “BXXN FWXVGO”, con ese beat satánico y esas voces feroces e hipnóticas. No me extrañaría que dentro de muy poco viéramos estalar un hype parecido al de Odd Future con este engendro, un chaval que encierra una epidemia dentro de sus versos y metodología, un recipiente muy sucio que puede traernos los capítulos más auténticos del Hip Hop underground en el futuro. Listen: “BXXN FWXVGO” by SpaceGhostPurrp.

Death Grips

Un proyecto salvaje, de incalculable voracidad  y destrucción, una influencia o next big thing de consecuencias abominables para el Hip Hop estadounidense. Antes de comentar quienes son y qué hacen, es debido trazar alguna comparación tímida o coordenada común con algún otro extraterrestre neurótico, por ejemplo Dälek. Con esto quiero decir que lo que hacen la revienta-cerebros-crew de Sacramento no es un producto innovador, sino estrictamente necesario –como diría aquel–. Igualmente y sin tomar muy en serio mi aclaración anterior, este proyecto consigue sorprender a cualquier que lo escuche atenta o figuradamente; nada más empezar, la combinación farragosa de experimentación Rock, Noise y disciplinados versos, ese barrizal que es “Exmilitary” acaba por salpicar cualquier mente u oído que se digne a dedicarle algo de tiempo. El hombre que encabeza el proyecto es Zach Hill –batería legendario con innumerables proyectos a sus espaldas, entre ellos Bygones, Wavves, Boredoms o el más importante: Hella–, debido a su bagaje y experiencia, aunque quien fundó el proyecto en verano de 2010 fue el productor y artista visual californiano Flatlander. Con ellos conviven los MCs y artistas polivalentes MC Ride, Info Warrior y Mexican Girl. Se juntaron con la intención de expresar sus más profundas ideas sobre la existencia, el conflicto social y el malestar generalizado de la manera más CRUDA posible.

Gritos, samples de Pink Floyd o Arthur Brown, actitud radical, primitiva, visceral y mucha agresividad tanto instrumental como lírica son sus características. Basta ver la portada de “Exmilitary” –por cierto, disco completamente gratuito aquí– para darse cuenta de lo que estoy hablando. Todo el material tiene la gran virtud de actuar –al completo– como un saco de energía brusco, un detonador repleto de cargas positivas y negativas que tiene el único propósito de hacer estallar tu benevolencia, destruir tu conformismo y ayudarte a salir de casa y pegar un par de gritos bien pegados. También actúa demasiado bien cada track en solitario; “Takyon (Death Yon)” es guerrilla de otro planeta, “Guillotine” es seco y metalúrgico, futurista y medieval, exponencialmente destructor. “Klink” es pesado como él solo, roto y complejo como pocos, un clímax absoluto dentro de este impresionante título. Juzgando y dejándose sorprender por su material visual la conclusión está bien clara: la teoría y la práctica aquí van en la misma dirección. Escenas parcialmente pixeladas, rodadas dentro de un vehículo cualquiera donde un demente hermano afroamericano se dedica a pasar los efectos de algún tipo de mono provocado por la sensación de impotencia, rabia e injusticia ante su entorno, gritando y moviéndose compulsivamente dentro de los límites del asiento del co-piloto. Una auténtica locura que está completamente en armonía con el garabato sonoro y la demencia estética de esta formación.

“Exmilitary” es un volcán que ha entrado en erupción, es un exorcismo, los instantes que preceden a una muerte cerebral, una obsesiva y masoquista obra lapidaria, un golpe monumental al mundo del Hip Hop que necesitaba algo tan cerca del borde, del límite, tan cerca del precipicio como está este trabajo. Empiezan a llegar ecos de que dicho debut será considerado por muchos medios especializados como uno de los discos más importantes de este 2011, aquí por lo menos ya puedo asegurar que sí se considerará como tal. Porque esto es MIERDA CRUDA Y SALVAJE QUE LLENA TUS VENAS DE BARRO.

Death Grips – Exmilitary by deathgrips

araabMUZIK

Abraham Orellana vive en un extraño anacronismo estilístico. No solo sus influencias base corresponden a una época algo turbia de la música electrónica de masas, además se está convirtiendo en un antónimo en sí mismo, mostrando una valentía inusitada a la hora de vacilar, experimentar y desarrollar un estilo único para sus beats, un sonido que tampoco corresponde –al menos en principio– a la época en que vivimos. Hay disparidad de opiniones cuando se habla de él; unos lo tachan de pesado, otros de avanzado, otros dicen que Dipset tiene suerte de tenerlo en su nómina de productores y tanto magazines especializados en Electrónica y Hip Hop se desviven por su “Electronic Dream” –postulado de lo que ya se presenció en la mixtape “Dipset Trance Party”, trabajo que ha disparado su figura y que hasta la New Synth-queen de Brooklyn Laurel Halo selecciona para su reciente FACT Mix. Lo primero que se debe tener en cuenta son dos cosas: que este chico no está inventando nada pero sí destacando por pura personalidad y que es algo más que un machaca pads con un don único para la MPC.

La clave reside en su jugueteo con las librerías Metal, su gusto por descuartizar líneas de sintes importados del Trance, su seguridad al hacerlo y sobre todo el poder haberlo trasladado sin deficiencias de su Akai MPC 2500 a un álbum largo. Su sueño electrónico es único por que significa un punto de partida para aquellos productores clavados en los samples viejos, los discos rarísimos comprados en África, los métodos ya confirmados y las fórmulas ganadoras pero ya oxidadas. Aquí hay un valiente que casi sin inmutarse desconfigura y saca de contexto la música electrónica en su rama más Dance, creando un trabajo sólido y radical –un material que puedes amar u odiar, tú eliges–. Corre un riesgo, ya que puede convertirse en el hazmerreír de los dos mundos; en uno pueden tacharle de fantoche o showman de la MPC que dirige su carrera hacia el mainstream y, en el mundo de la electrónica avanzada pueden mirarle de reojo como diciendo; ¿Qué pasa aquí?. Ahí reside su magia, en cruzar esa línea tan fina sin caerse, sosteniendo su caja de ritmos y grabando CD-Rs de beats mientras hace equilibrios. Listen: “AT2″ by araabMUZIK.

OFWGKTA

Pincha en la foto para consultar nuestro extenso FOCUS sobre la crew 2.0 de Los Angeles.

Un estilo, dos posturas: Odd Future VS Lil B

Este apartado seguramente me lo podría haber ahorrado, pero siempre es bueno dar rienda suelta a la inspiración, para mal o para bien. Digamos que, si echamos una mirada al mundo del Hip Hop así por encima, las dos cabezas que sobresalen o resaltan por su poder mediático y genuino son el colectivo bastardo de Los Angeles Odd Future y el based-mundo paralelo de Berkeley Lil B (The Based God). Esto además de constatar que ahora mismo en la Bay Area es donde se pincha el bacalao –al menos en términos de mercado–, plantea la cuestión de si estamos llegando a los límites temáticos dentro del mundo lírico-creativo que envuelve a la figura del MC, plantea la duda de si este punto de inflexión basado en una comparación se convertirá en una época de sequía –o sobre-explotación– que aún está por llegar. Me explico: Odd Future son famosos por sus vulgaridades, por su decadente lírica cimentada en el descaro, sus insultos y su acentuada misoginia y homofobia –han recibido más de una amenaza o toque de instituciones que defienden los derechos homosexuales–. Por el otro lado encontramos a Lil B, maestro excéntrico y surrealista que repite con desdén o brillantez frases como “Soy una Princesa”, “soy más fino que Nicki Minaj” o “soy Paris Hilton”. Eso además de dar la campanada polémica del año con su “I’m Gay (I’m Happy)”, álbum que ya está disponible y que recupera el significado original del término Gay: ser feliz, sin más. Por supuesto la idea le costó al de California un buen número de preguntas, amenazas de muerte e insultos de algunos fanáticos.

Odd Future se esfuerzan en llamar la atención con actitud malsonante, maleducada, salvaje y según ellos basada en el Punk –nada nuevo–, insultan, hablan de violar a preñadas, se acercan a la misantropía y al más absoluto e inocentón nihilismo. El otro también llama la atención, pero navega por el otro límite, su objetivo es quitarle el sentido a las palabras, demostrar que no son tan importantes y, de paso, tirarle un guante a los colectivos aún más desfavorecidos. Pero en los dos casos hay una unión: la supuesta jactancia. O no parece que Tyler, The Creator lo único que quiere es levantar ampollas allí donde va, para mantener así su condición de ser único e irreverente? O no parece Lil B una especie de payaso que detrás del surrealismo oculta una broma de mal gusto, una ironía gigantesca de proporciones históricas –como él mismo dice–? Habrá quienes piensen que en realidad este último simplemente está haciendo frente a la extendida mala actitud de los MCs en toda la historia del Hip Hop, pero… permítanme dudarlo por un momento.

Las dos posturas, artistas y estilos parecen dos cómics, dos caricaturas o dos intentos de desfigurar la realidad. Pensemos un momento que en la discografía del colectivo OFWGKTA existen óperas pro-gays e incluso convive una lesbiana sin prejuicios como es Syd The Kyd. Datos que implican que realmente no se tiene un discurso cimentado, férreo y que pueda esquivar críticas –también feroces– gracias a una actitud firme. Lil B es otra exageración que afirma que el Hip Hop le dará las gracias dentro de 100 años por negarse a dar marcha atrás en esta extraña convicción. Puede que tenga razón, pero en ambos casos la conclusión es la misma: son simples arquetipos, ensayados y engrasados con la única intención de pisar y dejar una huella imperecedera. Esta lucha de egos virtual –teórica y práctica– que puede beneficiar la salud del Hip Hop a largo plazo, no deja de ser interesante por presentar actitudes radicales, diferenciadas y ambos casos poco adaptables. Para evolucionar alguien tiene que enseñar los límites, alguien tiene que darle la vuelta a la tortilla y demostrar que lo que tú hiciste se puede superar o que nada tiene tanta importancia, pero… ¿Dónde están esos límites? Ahora, más difuminados que nunca.

DJ Yo-Yo Dieting

Lo dejo para el final y después de mis tres párrafos de paja mental sobre la evolución temática en el Hip Hop porque no es una figura importante para todo el mundo, creo que solo lo es para mi y para unos pocos tan colgados como yo. Tampoco es que se le pueda encasillar dentro de los límites de dicho género, ni siquiera deberíamos limitarle a ningún otro estilo presumiblemente más abierto. Pat Maherr es un auténtico avanzado, una figura borrosa que aparece en casi cualquier escena en la que te propongas indagar y que merece por méritos propios ser una personalidad destacada en términos especializados y musicalmente hablando. ¿Por qué? Pues por lo mismo que en el apartado anterior: por enseñarnos nos límites. El de Portland lleva triturando temas de Hip Hop gangsta y no gangsta desde comienzos de la década pasada, convirtiéndolos en ruido y llevando al extremo las enseñanzas de DJ Screw. Sus desconcertantes técnicas sí que habitan un mundo completamente paralelo, han influenciado a todo el mundo sin que ninguno de esos artistas lo sepa, nos lleva enseñando con cada trabajo –beat-orientado– que ni mucho menos está todo escrito.

Me refiero a DJ Yo-Yo Dieting y su alter-ego Expressway Yo-Yo Dieting –no a su también aclamada faceta como Indignant Senility–, ambas denominaciones que además de compartir tecnicismo dietético, comparten una misma razón de ser: llevar las estructuras del Hip Hop a otros campos, dejándolo casi a la intemperie y ofreciéndolo de la manera más cruda y medieval posible. El clímax es “Dormant Mirrors”, editado via su propia marca Cherried-Out Merch en cassette y a saber en qué año. El punto de inflexión vino en 2010, cuando se publicó una de las obras maestras indiscutibles del pasado curso: “Bubblethug” (Weird Forest). Ambas piezas –que no se me olvide mencionar “Regurgitation As Birth” y “Urban Faces Withering”– consiguen condensar el espíritu gamberro del género y reciclarlo a través de una atmósfera abstracta y neurótica, consiguen hacernos ver que son los entes que se atreven a hacer estas cosas los que realmente consiguen hacer progresar a la maldita humanidad.

Lo pongo aquí porque me parece esencial que se hable de su figura, por muy desconocida o inexplicable que pueda parecer. Los que escuchamos mucho Hip Hop al cabo del año, acabamos únicamente recibiendo con una sonrisa aquello que nos sorprende y, me temo que el material propuesto por Pat Maherr es de lo más sorprendente que uno ha podido escuchar en bastante tiempo. Ahora, en la actualidad, acaba de rehidratar un “nuevo” proyecto junto a Lala Conchita, su nombre es Diamond Catalog y pretenden –una vez más– descontextualizar y destrozar las bases de la Dance Music. Acaban de publicar via NNA Tapes una recopilación de temas titulada “Magnified Palette”, totalmente esencial. Listen: “Dormant Mirrors 2″ by DJ Yo-Yo Dieting.

Frankie Pizá


Contenido relacionado:

6 Responses to FOCUS: Next Level Hip Hop

  1. NO WESTERN TINK AND BEAUTIFUL LOU? ARE WE ON THE SAME PLANET? MOBBIN NO SOBBIN!!! DO YOUR RESEARCH KIND SIR!

  2. I HAD TO GO BACK AND MAKE SURE. YOU REALLY DIDNT PUT WESTERN TINK AND BEAUTIFUL LOU IN THIS ARTICLE ANYWHERE! THIS MAKES ME SAD.

  3. ARE YOU GOING TO GIVE THEM THEYRE OWN ARTICLE? OR WHAT?

  4. trickiniki says:

    love this article. love all these artist spaceghost purp especially <3 and i love ofwgkta and i super l<3ve lil b based god. recently learned about the whole cloud rap scene, main attrakionz and through them learned of many other rappers. so this is dope. i also agree with the other comment. ive heard of western tink and beautiful lou. i recently added western tink on my fb. theyre music is so dope and he is super cool. i think u forgot about someone lol. but love the article and this is my first time seeing your site via fb. but i will be checking in the future. l<3ve to spain lol

  5. seathings says:

    glad to see you fucking w/ all this out there. please check out some other serious music like it’s also next level hip hop but like next level down beneath the ocean: http://seathings.bandcamp.com/ <– Jaws EP just released today and it's free

  6. Capitoni says:

    Muy currado el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>