Clams Casino “Rainforest EP”

No se puede hablar tanto de algo o alguien, llega un momento que se te acaban las ideas, las apreciaciones, ya no hay mucho más que decir y entras en la temida repetición. Bueno, es igual. Intentaremos cambiar la estructura del discurso y ya está. Tenemos a un joven de Nutley que apenas se ha movido de su pueblo en toda su vida, un sitio que está a más o menos 10 minutos de la ciudad (New Jersey). Estudiante de fisioterapia que hace prácticas en el mismo hospital donde nació, vive con su madre en un ático donde comenzó a producir sus primeros beats a finales de los 90, justo cuando decidió aprovechar sus infantiles conocimientos en la batería para emular las estructuras que decoraban los versos de sus raperos favoritos. Por pura afición comenzó a enviar beats a algunos MCs menos conocidos, muchos de ellos quedaron encantados con el material –trabajos testeados casi siempre en los altavoces cutres de su coche, algo definitivo según él– y la cosa empezó a expandirse –siempre desde la distancia virtual, ha conocido a muy pocos de sus beneficiarios– hasta llegar a Lil B, quien confió en –justamente– algunos de sus mejores manipulaciones. Desde ahí hasta ahora; “Instrumental Mixtape” como punto de inflexión, “Rainforest EP” como gran fichaje y sorpresa de Tri Angle Records, división de oportunidades en el futuro –artista en solitario o productor al uso– y el gran foco escénico totalmente apuntando encima de su cabeza.

Se llama Mike Volpe y se le conoce como Clams Casino –plato de almejas con bacon típico de Rhode Island que nunca ha probado–, su novia piensa que los MCs ensucian y arruinan sus producciones, así que suponemos estará muy contenta de que Robin Carolan contactara con él –Clammy no sabía ni de la existencia de Tri Angle hasta ese día– para publicar estos 5 instrumentales –mentira que fueran concebidos como ello, lo que pasa es que nadie quiso rapear encima de ellos, todo hay que decirlo y no solo lo digo yo, mira aquí– totalmente alucinantes y agrupados en un EP que homenajea los paisajes tropicales, la selva, los colores luminosos, fluorescentes que a veces y en según que sitios nos regala la naturaleza. Todo el mundo se pregunta ¿Qué pasará con Clams Casino después del material grabado en esta referencia? Bueno, él mismo declara en varias entrevistas que no tiene ni idea, que está esperando su nota final en fisioterapia y que quizá se decante por encontrar un trabajo estable y seguir focalizando su amor por la música de manera racional, sin estrés. Puede optar por seguir su carrera como músico original, sabedor de su talento, sensibilidad e importancia en la escena actual y renovación estilística del Hip Hop, o en cambio profundizar en su posición de beatmaker al uso, intentando encontrar alguna brecha mainstream que seguramente ya ha llamado a su puerta.

En “Rainforest EP” encontramos –a diferencia de su aclamada mixtape que será editada de manera física por Type Records en Agosto– un dirección clara, no una colección de beats rescatados y proporcionados a varios raperos –aunque en principio lo fueran–, encontramos 5 tracks que se han reconfigurado ellas solitas gracias al tiempo, al medio ambiente y sobre todo al buen hacer de la marca que los ha editado. Es la primera vez en mucho tiempo que un creador de beats a sueldo o en nómina se plantea como creador único, presentado de manera sólida, sobria y brillante por una marca que juega en terrenos ‘electrónico-avanzados’. Es un título que da sentido tanto a Clams Casino como a Tri Angle Records, da fuerza a los cimientos de ambos y constata la sensibilidad del primero como uno de los clímax creativos de este 2011. Técnicamente hay presencia de la percusión decadente, tambores que cambian su afinación de manera mínima, que evolucionan sin que nos demos cuenta. Voces extraídas de discos de Ambient, divas New Age o R&B pasteloso, metodología drag que provoca ecos fantasmales, etéreos y que actúan en la lejanía. Sensibilidad entre gótica, épica y dramática –What else?–, arpegios afilados y subyacentes, estética sonora que se conecta directamente con las palabras lo-fi o bedroom producer. Y sobre todo y lo más importante: material capaz de trasladarte a zonas de invención literaria, parecidas a la increíblemente inmortalizada en la descomunal portada, paisajes frondosos que, aunque desconocidos, están llenos de vida y de color.

Lo de Clams Casino es digno de estudio: su material es el más comentado por los medios especializados, su figura aparece tanto en medios dedicados únicamente al Hip Hop como en medios únicamente dedicados a la música Electrónica. Se le considera nombre importante del pequeño movimiento estético o estilístico dentro del Hip Hop denominado Cloud-Rap –Main Attrakionz, Nem270, Inkrowd, Lil B, G-Side– y a la vez es casi la mejor apuesta de un sello que apunta a la cabeza ‘avanzada’ –aunque una de sus influencias básicas sea el Hip Hop– desde ya y durante los próximos años. Se puede teorizar, se pueden leer entrevistas, juzgar lo que es underground o lo que se dirige hacia la corriente principal…, pero al final, justo cuando te has cansado de hablar y repetir su nombre, te encuentras tú solo y la música que el artista te propone. Es ahí donde Clams Casino consigue emocionar, simple y básicamente.

Frankie Pizá


Contenido relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>