FOCUS: Not Not Fun

“The world reveals itself once you start looking” - Britt Brown

Not Not Fun es el interesante logro conjunto del trabajo curatorial de Amanda y Britt Brown, nació entre el 2003 y el 2004 como una iniciativa creativa que ponderó en la experimentación musical una suerte de escaparate extraño y enigmático a las entrañas de la música underground en Los Angeles, inicialmente plagada de híbridos punk y experimentales. Lo que se concretaba entonces como una colaboración musical conjunta con músicos locales y grabaciones de temas en vivo directos a la cinta magnética, dio como resultado una serie de modestas compilaciones y mixtapes que irían dando forma a la articulada idea de fundar formalmente un sello discográfico único en su proceso de selección y celebrado por el alto calibre de sus descubrimientos y publicaciones

El fundamento de Not Not Fun como empresa que difunde y distribuye música, radica en el estricto concepto del Do It Yourself (DIY), así como en la búsqueda incesante del estado físico de la música y en su materialización concreta en ediciones limitadas en vinilo y cassette. Sonidos de naturaleza pura y corrompida de extraña faz y estructura, acompañados con ricas texturas y gráficas impresas en un artwork totalmente artesanal.

El catálogo cuenta con cientos de referencias publicadas en las que el sonido drone, la psicodelia y el noise son un elemento esencial; una signatura que en gran medida cuenta del background y referente musical de sus fundadores. Materiales extraños llenos de crudeza y ciencia, recostados en mentes maestras inquietas de atmósferas enigmáticas a la vez que apabullantes; una alineación descubierta a través de shows en directo y festivales locales o demos y cintas pasadas de mano en mano y comentadas desde la intimidad del clan creativo interesado en este tipo de expresiones sonoras.

A partir del precepto de incluir en sus filas gente creativa, talentosa y con alma, los Brown, se han transfigurado en una especie de siniestros cazadores de gemas que no pretenden llevar el estadarte del sonido de Los Angeles, porque al final de cuentas y en palabras de ellos, la fantasía y el halo que rodea la escena underground musical de L.A. se concibe fuera del mismo California; no es una firma que desee pertenecer o entrar en los parámetros de un imprint comercial o en el convención de cómo debe ser un proyecto exitoso reconocido en medios nacionales o internacionales, sino precisamente lo opuesto, encontrar lo extraño, el proceso creativo inusual, contenido vertido en la estética new age, la psicodélica y lo tribal.

Recientemente en entrevista para Impose, Britt Brown comentó que siempre han procurado trabajar con bandas que conocen en la vida real. Para este dúo de productores resulta mas satisfactorio obtener los sonidos de primera mano, así como importante es evitar escuchar música en Myspace o formatos digitales a menos de tratarse de uno de sus masters. Confiesan ser adictos a la compra de cassettes y unos curiosos de lo que sucede en shows y giras de sus colaboradores cercanos quienes estan en constante feedback recomendando otros proyectos. Entre más humano sea el método de descubrimiento, habrá mas posibilidades de que sea de su agrado.

Hoy día la disquera exporta música a todo el mundo, un 40% de los pedidos vía mail se embarcan directos a Canadá, Europa y Reino Unido, el otro 40% a la costa este y el restante a distintos rincones del planeta. Fenómeno interesante pues a pesar de ser un esfuerzo local y trascendente para la globalidad artística independiente, la escena ‘Angelina’ pareciera aún estar enfrascada en los clichés y el consumismo popular hollywoodiense. Tan sólo el año pasado NNF sorprendió con placas memorables como la cinemática y ritual “Psychical” de Ensemble Economique de Brian Pyle (Starving Weirdos), “Ascension” de High Wolf, “From Our Mouths A Perpetual Light” de Barn Owl, el álbum homónimo de Ducktails, “Violent Narcissus” de Secret Abuse y una de las ediciones más exitosas a la fecha: “Prophecy of The Black Widow” del maestro gótico del italo-horror, Umberto.

Con antecesores como estos es comprensible porque los ojos de la crítica y la blogósfera han volteado seriamente a reconocer el trabajo que NNF realiza como un sello necesario en las bibliotecas de los melómanos mas exquisitos con la introducción de actos de alto impacto. Este año las marcadas influencias de la marca, como el kosmische, la música apocalíptica, los escapes sonoros primarios, repetitivos y elementos hipnóticos y sombríos se han materializado en obras imperdibles que seguramente en el recuento final del año figurarán como algunas de las mejores publicaciones, tal es el caso de ‘936’ de Peaking Lights, “Tallinn at Dawn” de María Minerva, “Urban Gothic” de Xander Harris, “Vibrant New Age” de Psychic Reality, “Music For The Tactile Dome” por Jonas Reinhardt y hasta el 7” de Dylan Ettinger, “Lion of Judah”.

Peaking Lights “936″

Probablemente uno de los máximos éxitos en la casa; esta es una magnífica pieza psicodélica del dúo conformado por Indra Dunis y Aaron Coyes, bien reconocidos ya por ofrecer material de corte experimental y bien apreciados desde el lanzamiento de su primer material “Imaginary Falcons” del 2009 o su reciente EP/Cassette “Space Primitive” sold out en Fuck it Tapes del 2010. Esta año firmados en Not Not Fun, se revela como un Groove Wave Classic; su sonido es brumoso, melancólico e hipnótico, se conduce por el synth, el dub y el lo-fi, es fácil que al escucharlos puedas transportarte a un ecosistema mental al que quizás en ningún otro momento sería posible tener acceso. En dado caso este ensueño nos recuerda el espíritu rebelde de una juventud inquieta y libre, de viajes impredecibles y metamórficos de post-Reggae.

Peaking Lights – 936 by Add Void

María Minerva  “Tallinn at Dawn”

De nostalgica confección, esta joya de hypnagogic Pop, deslumbra con sus experimentos plenos de reverberaciones infinitas y voces subterráneas, un aire new wave en tono sintético via Estonia via Londres que la misma Amanda Brown denomina como un sonido más dinámico con rango de nota sexual a la vez que etéreo; inspirada en el Tokyo art-pop y en los beats del dancehall al mismo tiempo que en Cocteau Twins, que en una misteriosa alegría, que a ratos se pierde entre la bruma de un lo-fi disco y una balada sintética a punto de fantasía. María Juur con “Tallinn at Dawn” en su edición cassette es un sold out en NNF y su lado más efervecense se escucha en el vinilo “Noble Savage” 12″ que el sub sello de NNF: 100% Silk, editó. Refrescante y bailable, psych más experimental que parte de texturas drone. La supermodelo europea, diosa del extraño “Blissco Trance”.

Maria Minerva – Disko Bliss by nofearofpop.net

Xander Harris “Urban Gothic”

En su segunda edición el feroz productor de Austin (Texas), Justin Sweatt bajo el pseudónimo de Xander Harris, ha sido entrenado en música clásica, tiene un particular acercamiento a la música electrónica y downtempo que le otorga características cinemáticas, embrujadas y concretas; tracks de horror Disco que muchos han comparado con las bandas sonoras de John Carpenter por supuesto con un diálogo constante con sonidos futuristas que conjuran secuencias apocalípticas o desoladas, imágenes que desprenden adrenalina o catarsis. En el trayecto indecifrable de percusiones oscuras y sintetizadores coldwave se vislumbra la enorme maestría de Xander Harris para involucrarnos en atmósferas, narrativas invisibles, memorias electropop con feeling de los años ochenta, obsesiones Italo y visitaciones dancefloor que desenfrenadas terminan en una paranoia drone. También cuenta con un 12″ pulgadas en 100% Silk, el imprescindible “I Want More Than Just Blood (High Heels Remix)”.

Xander Harris-Opening Credits by Justin Sweatt

Psychic Reality “Vibrant New Age”

Lujosa  y venenosa imaginación de sintetizadores en metamorfosis inerme a figuras orgánicas kitch, adornadas con pop freestyle de gran estilo y delicadeza, de la mente y vena de Leyna Noel: una de las importantes adquisiciones de NNF en su empeño por buscar nuevo talento femenino y exponerlo en largas producciones y compilaciones. Previo a su mudanza definitiva de San Francisco a Nueva York, la artista que es descrita por los Brown como una fuerza salvaje de la naturaleza, grabó en estudio junto a Phil Manley, su esperado full lenght que resulta ser una ensoñación viva, electrificada por percusiones dramáticas y etéreo  avant pop. NNF, estéticamente es el resultado híbrido de la fascinación de Britt Brown por el lado esotérico, depresivo e hipnótico de la música; recordemos que forma parte de la agrupación Robedoor (inicialmente publicado en 2007 en un split con Pocahaunted) y que encuentra sus principales influencias en bandas de culto y frecuencias densas y oscuras como Mammal, Skinny Puppy o Butthole Surfers.

Psychic Reality – Soft Script by knicolai.com

Por su parte Amanda Brown es una obsesiva del Hip Hop y los ritmos dance, las extensiones Funk psicodélicas; fue una de las dos partes de Pocahaunted (junto a Bethany Consentino) proyecto de improvisaciones drone, reverberaciones, ritmos vudú,  inspiración vocal femenina y técnicas de producción dub que publicó mas de doce albums, varios singles, splitsides y EPs hasta 2009, cuando Consentino tomó una dirección distinta bajo el pseudónimo de Best Coast. Al repentino cambio Amanda reaccionó incluyendo en su alineación a su esposo Britt B. y aDiva Dompe (Blackblack) en la guitarra y el bajo respectivamente. Con nueva forma, retorció el sonido a un espectro upbeat que se alimentaba del funk rock y sonidos tribales,; como prueba, el exquisito último album “Make it Real” grabado en vivo directo a la cinta (2009) en el Green Machine Studio y editado bajo NNF al año siguiente.

Incluso en su prolífico proyecto en solitario como L.A. Vampires, Amanda, no dejó de incluir en sus grabaciones, colaboraciones con otros artistas. Con una marca sombría de dub difuso; produjo un mini álbum con Zola Jesus en un dueto gótico glacial lleno de conexiones fantasmales; le siguió el EP con Sam Mehran a.k.a Matrix Metals (Outer Limits Recordings) un celebrado affair con la electrónica deslavada. Psychic Reality/L.A. Vampires documenta la versatilidad de esta genio musical, en donde incluye su visión más glitch e hipnagógica de su trabajo a la fecha junto a Leyna Noel. Recientemente se enlista el Streetwise release de 12” con el oscuro Daniel Martin-McCormick (Ital / Mi Ami / Sex Worker) en el imperdible de cuatro canciones “L.A. Vampires Goes Ital”.

Paralelamente Amanda lanzó un sub sello llamado 100% Silk, caracterizado por sus exhuberantes publicaciones experimentales basadas en ritmos dancehall, acid house, italo disco y dance. Un paso lógico y natural, además que un contraste brillante en comparación con la densa majestuosidad de lo editado en NNF. 100% Silk debutó con el misterioso synth-disco de Ital y consecutivamente la lista creció al añadir nombres como The Deeep, Cuticle, María Minerva, Gillette, Xander Harris, Sir Stephen, Innergaze y Magic Touch; interesante progenie del hypnagogic pop y el noise synth underground con teasers y pistas dispersas por toda la red y visuales dementes creados por el colaborador audiovisual mas cercano de los Brown, Ben Shearn. Del sonido análogo creado en el cerebro de una alucinación borrosa, llega la satisfacción para este par de gurus musicales que desde hace unos años invierten su tiempo completo en su empresa, en el que agendan shows para los tours de sus colaboradores y amigos músicos, organizan mini festivales locales, seleccionan música y distribuyen sus ediciones exclusivas alrededor del mundo. Encomiable agenda de trabajo que promete dar mas sorpresas en lo que resta del 2011.

Miguel Angel Correa (Felinno Music Blog)


Contenido relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>