Notas Dispersas, por Jordi Beltran

Destroyer “Kaputt” (Merge, 2011)
Craft Spells “Idle Labor” (Captured Tracks, 2011)

Es posible que haciendo balance a final de año convengamos que, efectivamente, el nuevo disco de Destroyer, Kaputt (Merge, 2011), sea lo mejor de la cosecha. Y como aquí nos mojamos, voy a ir más allá, situándolo en un más que posible top10 de esta década que no ha hecho más que comenzar. Con esta declaración de intenciones y gustos poco más puedo aportar. Dan Bejar lleva años haciendo y componiendo a su antojo en diferentes proyectos; lejos queda el We’ll build them a golden bridge (1995), primer LP de Destroyer y también primer trabajo de Bejar. Queda tan lejos que apenas puede encontrarse en él atisbo de lo que, para el menda, ha supuesto Kaputt: Ahí nos encontramos con una producción y formación austera al servicio de una voz quejosa que con los años ha ido ganando cuerpo y presencia. Pero esto no es todo, claro. Bejar, aquí, se zambulle en los ochenta para arrancar lo mejor, aquello que le sienta mejor a su inspiración y modales; como aquel que sabe escoger los zapatos, aquellos que se acoplan tan bien con el bajo del pantalón. Un poco de Prefab Sprout, otro de Roxy Music, sí, y Soul, y baterías y sonidos ochenteros, coros femeninos, versos que se repiten lánguidamente, vientos que soplan nuevos tiempos y, en definitiva, una sensación de haber encontrado el disco que hacía tiempo estabas buscando, aquel que, cuidado, puede hacerte decir tonterías en un momento dado. Si se me permite la recurrencia, diré eso, que Kaputt es todo atmósfera. Y es que me dan ganas de asomarme al balcón y, seriamente y embargado, sentirme mejor persona. Y es que, como dice Bejar en Poor in love, “Look, i don’t do this every day, you got style!…All you’ve got in style, I can see it from a mile away”. Un disco que aguantará épocas, climas y tendencias. El 21 de junio estarán tocando en la sala Bikini de Barcelona y, aunque se antoje complicado llevar al escenario todo este sonido e instrumentaje, la formación de cerca de ocho músicos que se podrá ver en la gira hace presagiar lo mejor. Después de elevar el nuevo de Destroyer a la altura de los privilegiados, en una suerte de ataque de objetividad, debo avanzar que esta recomendación es algo más personal. Una pequeña joya que lanzó aquí fugaz. Tiene que ver con la época, con las avenidas y paseos y con cierta sensación treintañera de querer ir hacia delante sin poder quitar la vista del retrovisor. El primer trabajo de Justin P. Vallesteros bajo el nombre de Craft Spells, efectivamente, es nostalgia. Idle labor (2011) nace bajo el auspicio de Captured Tracks. Ya sabéis, sonido lo-fi, Brooklyn y voces a las que parece que le falte una fornada. No en vano parece que Vallesteros recoge el testigo y la influencia de otras tantas bandas (the Smiths y New Order, por ejemplo) que supieron canalizar allende los ochenta esa desidia en amor. Amor por las guitarras melódicas y el sonido del sintetizador podrían ser la piedra angular de la que parte Idle Labor, un disco redondo que nos habla de relaciones efímeras (You should close the door), de los mañanas (After the moment) y de los casi (Scandinavian crush).

Cinco para el Primavera Sound

A finales de mayo, ya hace años que tenemos cita obligada con el Primavera Sound. Un festival que ha crecido al mismo tiempo que también lo hacía la asistencia de su público. Esto que podría parecer una obviedad, no lo es. El PS lleva años de trabajo coherente, engrandeciendo cada vez más el cartel con nombres de peso pero manteniendo la filosofía que lo ha visto crecer: el gusto por las pequeñas cosas y un criterio cocido a base de pasión y de no caer en la pereza. A continuación, lo que propongo es una pequeña lista dentro de la inabarcable oferta musical que invade el Fórum la última semana de mayo. Cinco nombres de bandas o artistas que, si mi intuición no falla, podremos ver, oír y sentir de cerca.

Ariel Pink, aquí Ariel Pink’s Haunted Graffiti, lleva años grabando canciones que ya no es que sean lo-fi, son lo siguiente. Un surtido de hits memorables y demoledores que superan cualquier inspiración. El californiano no se esconde en poner sobre el tapete sus influencias de los setenta y ochenta, desde Bowie hasta Michael Jackson, con dos cojones. El tipo está en su casa, compone, lo vomita y no le importa ésta o aquella: sus discos están repletos de pistas que rozan la cacofonía; pero entre toda esa amalgama brillan temas tan rotundos como West Calamities, Every night I die at Miyagis o Are you gonna look after my boys?, por citar algunos. Quizás me equivoque pero, de hecho, no estoy muy seguro ni de que las valore como lo que son: auténticos pepinos en baja fidelidad. En su último LP (Before today, 2010) editado por 4AD, un disco mucho más elaborado en cuanto a producción, hace una criba y logra dar forma a lo que para servidor fue el mejor LP del 2010, sin más. Un disco que consolidando a la banda que lleva en directo (Haunted Graffiti) no desprecia el método que ha usado como compositor desde que empezó. Los que asistimos a su directo en el 2009 podemos dar fe de que, coño, esto va en serio. Ariel Pink’s Graffiti estarán actuando el 27 de mayo en el escenario Pitchfork. Dicen los que pudieron verles hace unos años en Les Basses (Barcelona) que el concierto se fue al garete gracias al estado de embriaguez de sus componentes. A pesar de ello, no puedo faltar a la cita con Comet Gain. Da igual que su último disco (Broken Record Prayers, 2008) sea un conjunto de rarezas y caras B, da igual lo que digan de su supuesta “profesionalidad”; tienen soul, tienen temas y son más simpáticos que los pingüinos. El otro día pensé en ponerme seguidas Books of California, Why I try to look so bad, These are dreams of the working girl, You can hide your love foreverLove without lies y os aseguro que, una vez oídas, pasan cosas. Todas buenas. David Feck y el rest llevan más de 15 años tocando y bebiendo y lo harán el 25 de mayo en el Poble Espanyol y el 28 en el Parc del Poblenou. Papas Fritas son otros que tal, de simpáticos digo. El último LP de este trío de indie-americano (Buildings and grounds, 2000; Minty Fresh) parece como si nos dijera que el telón no se ha cerrado, que aún hay más. ¡Que llegan los Papas!. Pop limpio sin estridencias. Batería, bajo y guitarra. Massachusets. Papas Fritas estarán tocando el 28 en el escenario Ray-Ban y el 29 en el Parc del Poblenou. James Blake es cambio de tercio, es actualidad, es comprobar qué tal se maneja en el escenario el jovencísimo británico. Así de primeras, una vez vistas las portadas de las distintas revistas, uno podría caer en la precipitación de categorizarlo como el enésimo hype que se lanza desde las islas, que la prensa ensalza y que, hombre, te lo acabas comiendo. Pero hay que darle una sola escucha a su brand new album (James Blake, 2011) para convenir que, sí, hay algo más. Electrónica minimalista, piano y samples para dar forma al sonido dubstep al que Blake incorpora, con su voz, toda su cadencia y carga emocional, más cerca del crooner de taberna que del niñato predecible de club. Y la última predilección, no por ella menos importante, es para Yuck. No inventan nada ni falta que hace. Si este post está cargado de ochenterismo, la representación del indie y el shoegaze de los noventa correrá por cuenta de este cuarteto. El 28 de mayo estarán presentando en el escenario ATP su homónimo trabajo, editado por Fat Possum (2011). Como dato, añadiré que parecen más raritos que una col de Bruselas.

Jordi B. Gimeno


Contenido relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>