Africa Hitech “93 Million Miles”

Esta semana es sin duda y por ahora, la más importante del presente curso 2011. Sumado a este esperado y gigantesco –en solvencia– álbum, hay que otorgar protagonismo al también esperado segundo largo de Tyler The Creator, a lo nuevo de Gang Gang Dance o Hyetal y al sorprendente y original material propuesto por LV y Joshua Idehen con ‘Routes’. Nadie creo que pueda negar que estos serán 5 de los más importantes –malos, buenos, frustrantes o desmerecedores de tal nombramiento– títulos del año.

A Africa Hitech –como todos ya sabemos, la pareja formada a partir de un meeting conjunto via RBMA por el hermano de D-Bridge Steven White (Steve Spacek) y el gurú/perro viejo australiano Mark Pritchard (Harmonic 313, Global Communication, Link, etc, etc, etc, etc, etc…)– se le veía venir ya desde hace tiempo, aunque no con la solvencia y poder que han demostrado en la entrega de este, su primer largo con Warp, “93 Million Miles”. En sus dos primeros EPs destilaron un discurso anclado en el colorismo sintético, los basslines macarras y la clara influencia del Dancehall digital y otras manipulaciones con el aire Bass Music muy presente. Desde aquello, algo ha cambiado y, no precisamente para peor. Es más, yo diría que ahora es el momento de presenciar de lo que son capaces de proporcionar a la escena actual esta unión de inquietas y conocedoras personalidades. El catálogo de influencias es innumerable y casi da miedo ponerse a nombrar; desde la más predecible y comentada, la síncopa frenética del Juke, hasta las reminiscencias UK-Techno, la rítmica e infección del UK-Funky, la agresividad del Grime, los cimientos Dubstep y, los brillantes destellos instrumentales de algunas composiciones que parecen elevar la tradición Spiritual Jazz hacia territorios inóspitos en los que nunca había recalado.

Me gustaría incidir en esta última y para mi clara influencia; “Spirit” y la hipnótica y excelsa “Light The Way” son dos de los temas más sorprendentes y arriesgados del año, contienen la casi religiosa tendencia de los antiguos discos de Leon Thomas o Pharoah Sanders –por nombrar dos de los más conocidos–, ambos dibujan una impresionante fusión de texturas rítmicas con momentos tribales, salvajes y junglistas, todo conjuntado con la controlada aparición vocal de Steve Spacek. “Light The Way” en concreto recuerda en ocasiones al sello Black Jazz o Strata-East, una combinación ganadora entre algún track de The Ensemble Al-Salaam y las evoluciones viciosas y virulentas de la Bass Music. Otra de las cartas ganadoras –a mi entender– es la poca aparición –comparándolo con referencias anteriores– del señor White; el poder instrumental destaca y favorece para que el cómputo global del trabajo suene a clásico atemporal, que no canse y desarrolle todo el poder creativo escondido en Africa Hitech.

Un poder creativo que viene sin duda otorgado por la gigantesca experiencia, vasto conocimiento y brillantez tecnológica y sonora del señor Pritchard. Cómo hacer que en un álbum haya de todo, suene a amalgama ponderado y bien mezclado, resulte una fusión original de estilos antes distantes y, encima, brille y coloree tu cara como el mismísimo astro Rey. Hablando del Sol –sí, ya sabemos lo de las 93 millas que separan la Tierra del susodicho–, “Cyclic Sun” es otra de las maravillas que aunque escuchemos, aún no entendemos; significa una muestras más de la posible total harmonía entre la tradición electrónica del Reino Unido y el poderío y clase instrumental afroamericano, trompetas lejanas, atmósfera preciosista a lo Build An Ark

Luego están los temas que más se radiaran y manipularan dentro de este álbum: “Gangslap”, “Footstep” y el cebo aparecido hace ya unos meses denominado “Out In The Streets”, composiciones con el mismo denominador común que no hacen otra cosa que sacarle brillo a la infección devastadora del Juke, algo de lo que costará sobreponerse. Para terminar la señalización de referencias, me quedo con “Do U Wanna Fight” y “Future Moves”, tracks compuestas con la violencia sintética en primer plano y la clara visión y apuesta por el Grime clásico instrumental como mutación –otra vez– ganadora.

“93 Million Miles” es una tremenda descomposición de influencias ordenadas al gusto de los creadores; aquí la pareja ha escogido algunos de sus caprichos culturales, algunas de las mutaciones actuales más solventes, algunos de sus sonidos favoritos, muchas de sus mejores cualidades y, las han ordenado como a quien le da por reconstruir un puzzle por un camino alternativo después de tenerlo completamente acabado y enmarcado. Tiene ese punto de travesura, ese punto de aventura arriesgada, futurista y cósmica con la presencia e importancia del Sol reinando entre las posibles variaciones ideológicas, es brillante, oportuno y necesario como muy pocos discos lo serán este año.

Frankie Pizá

Africa Hitech – 93 Million Miles by Warp Records


Contenido relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>