FOCUS: Gray

Quién no ha visto el mítico video de Graffiti Rock en el que se presentan en sociedad los poderosos New York City Breakers? Contemplar al mismísimo Mr. Wave haciendo de las suyas con sus compañeros, aún hoy, no tiene precio. Aquel episodio piloto de lo que intentó ser  una versión urbana del mítico Soul Train no llegó finalmente a nada, aún estando ya en 1984 -fecha en la que el Hip Hop ya tenía razón de ser-. Por aquel espectáculo desfilaron Run DMC, Kool Moe Dee, Treacherous Three, Shannon…, pero, una de las cosas más recordadas para aquellos que católicamente revisan el programa cada cierto tiempo son las estupendas gafas del presentador, ese chico llamado Michael Holman, creador absoluto del formato, mánager de los New York City Breakers y fundador junto a Jean-Michel Basquiat del grupo Gray.

La formación nació en 1979, concretamente el 29 de Abril, y, según la define el propio Holman, fue un revolutionary sound/music/noise group. La razón no se la puede quitar nadie ya que, desde hace décadas la música de Gray -esparcida como si de pequeñas migas de pan se tratara- lleva alimentando la conciencia popular con sus apariciones estelares en algunos films de culto sobre la época, tales como Downtown 81 (o New York Beat Movie) de Edo Bertoglio, Blank City, el biopic Basquiat de Julian Schnabel o el reciente y esencial Basquiat, The Radiant Child, dirigido por Tamra Davis. Además de eso, nunca se le ha negado un sitio en las muchas recopilaciones sobre New York Noise o sobre los ejercicios más experimentales de la No Wave. Aunque, lejos de ser una banda post-Punk más, Gray y todos sus integrantes -además de los fundadores Holman y Basquiat, se encontraban Nicholas Taylor, el conocido Vincent Gallo, Wayne Clifford, Justin Thyme y Shannon Dawson- se comportaban como una formación con objetivos y decadencia intensamente experimental y la mayor parte de actuaciones en directo que realizaban tanto en el Mudd Club, el Hurrahs o en el CBGB sorprendían por su escabroso groove y personalidad plenamente Industrial. Ciertamente y como revela el escritor Glenn O’Brien (TV Party) en una entrevista para Interview Magazine en 1981 “Gray comenzaron como una banda de efectos Industrial, pero poco a poco comenzaron a adquirir un sonido único”, además, los define acertadamente como “a bebop industrial sound effects lounge ensemble”. Y, en palabras del mismísimo Basquiat: “algo incompleto, abrasivo y extrañamente hermoso”.

El máximo exponente del Neoexpresionismo afroamericano, SAMO, dice “incompleto”. La vida turbulenta, acelerada y descontrolada del clarinetista Basquiat nunca dejaron que Gray fuera una banda solvente, bien edificada y, por eso, sus testimonios se convirtieron en vagos recuerdos de amigos, fanáticos de la obra del pintor o la gente que realmente y físicamente presenció la existencia de esta banda. Digo esto con la clara intención de destacar al de Brooklyn como núcleo creativo de la formación, basta echarle un ojo a la música que compuso también para la banda sonora de Downtown 81 junto a Andy Hernández; extrañamente bella, una vez más. Incluso, y ya como anécdota, la denominación Gray viene en referencia al fanatismo desorbitado que el propio Jean-Michel tenía por el libro Gray’s Anatomy, influencia capital en sus pinturas y su única compañía ociosa cuando fue hospitalizado con 11 años después de un pequeño accidente de coche.

Después de sus importantes pero contadas contribuciones a la historia musical de la New York Noise, los integrantes del grupo original volvieron a unirse por primera vez en 1988, se reunieron para homenajear la figura del pintor en uno de los muchos actos de despedida que se realizaron en New York, después de su muerte por sobredosis a la edad de 27 años. Más tarde y aprovechando los sendos cameos que protagonizaron todos en la película de Schnabel -Holman fue colaborador importante en la escritura del guión-, Taylor, el propio Holman y Thyme decidieron volver al estudio para grabar nuevos tracks y volver a orientar la ideología de Gray. Así, nació música para otros documentales como “Shooting Star” de la BBC o “Without Walls” del programa de la CBS Sunday Morning, With Charles Kuralt. Aunque las bases de la banda siguen siendo las mismas, la presente evolución de la bebop Industrial ensemble focaliza más en los beats más marcados y las referencias y fraseos poéticos, dándole una mayor consistencia al producto final.

Ahora, ya en 2011, Michael Holman y Nick Taylor acaban de publicar el que será, después de más de 30 años, primer álbum de la banda Gray. Decir esperado es poco, para los amantes de la banda, la época o la figura del pintor, es casi un milagro encontrarse con este material. Además, no puede venir en mejor momento; ahora que Internet ha dado alas a muchos estilos más minoritarios y tiendas como Boomkat, Other Music, Norman Records o Forced Exposure apuestan plenamente por el género neo-Industrial y Experimental, es casi seguro que el álbum “Shades Of…” recibirá una fantástica aceptación, además de buenas críticas. El álbum cuenta con 18 tracks totalmente originales, algunas de las primeras composiciones del grupo, producciones únicas de Basquiat, fragmentos de su poesía y voz grabada -como en “Suicide Hotline”, famoso track de Nick Taylor utilizando la voz real del pintor grabada por Justin Thyme mientras llamaba a la línea de suicidios recitando fragmentos de sus escritos y que en la película de Schnabel sale fielmente representado y acompañado por imágenes del corto ”Vincent Gallo as Flying Christ”, dirigido por Holman-. Por supuesto, el clásico “Drum Mode” vuelve a ser editado y como complemento, la fantástica portada está sacada de un viejo diseño de Basquiat.

Después de una primera escucha, podemos constatar que este disco va a ser uno de los lanzamientos más importantes del año, no solo por lo musical, donde podría perfectamente catalogarse como una ópera Easy Listening con tintes Dark Metal o Ghost Drone -por estar un poco a la última-, sino por tratarse de una auténtica obra maestra viva; poder escuchar la voz del pintor en uno de sus momentos más excéntricos, poder escuchar grabaciones originales de esa inspiradora época y tener por fin un disco completo de esta oscura formación es todo un privilegio. El paisaje sonoro de “Shades Of” cuenta, además de con la inestimable ayuda del fantasma del pintor, con la de Dean Anthony (batería de John Cage), Lenny Ferraro y Prairie Prince. Además, el próximo 21 de Julio, los integrantes del grupo realizarán su primera actuación en la ciudad de New York después de 32 años, será en el New Museum y vendrá motivada, al igual que la edición de este disco, por la buena aceptación y críticas de la música y realización del documental antes citado, Basquiat: The Radiant Child de Tamra Davis.

Si quieres conseguir esta obra de arte en forma de disco, no tienes más que ir a la página del sello que Holman y Taylor han creado para su publicación, Plush Safe Records (en referencia a una de las muchas frases y acrónimos patentados por SAMO, “Plush Safe, He Think”) e informarte para hacerte con una copia.

Boom! For Real

Frankie Pizá


Contenido relacionado:

One Response to FOCUS: Gray

  1. michael holman says:

    Thank you for the review! Any chance I could get an English translation for our site?

    Best,

    Michael Holman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>