981On: Todo un espectáculo

Después del acontecimiento y bautismo del 981Off (es el estreno de esta edición de tarde en el MACUF), el espectáculo se trasladó al Playa Club como viene siendo costumbre en todas las ediciones del evento, que este año tenía preparado un fascinante y ambicioso plantel de artistas que hicieron las delicias de todos los asistentes. La noche se dispuso en tres escenarios distintos: el escenario Son Estrella de Galicia (donde actuarían Naive New Beaters, Crystal Fighters Who Made Who y The Juan MacLean), el Xacobeo 2010 (donde vimos en acción a la eminencia Gilles Peterson, al diamante HudMo y al efectivo y positivo Oliver Huntemann) y la sala Vodafone (en la que midieron sus fuerzas tres artesanos de la pista tan distintos como espectaculares; Roska, Martin Buttrich y el genial Theo Parrish). La asistencia fue notable, así como la organización y el buen karma desprendido por todos los protagonistas de este 981Festival.

Sin ninguna dilación, muy poco retraso y nada más entrar en el espacio del Playa Club (en el escenario Xacobeo) nos esperaba, preparado, firme y de muy buen humor, el gigante de la BBC Radio One Gilles Peterson, quien sorprendió a los atentos asistentes con una sabrosa mezcla de tracks de corte latino que tanto le hacen gozar en la cabina, versiones en clave Jazz-Funk de algunos grandes clásicos (como el Good Life de Inner City) y algunas incursiones al Dubstep y UK-Funky (sabiendo bien bien lo que le esperaba a él y a la sala nada más terminar). En varias ocasiones necesitó de sus tablas radiofónicas (las cuales maneja a la perfección, actuando a la vieja escuela y con mucha determinación con el micro en la mano) para levantar el ánimo de los oyentes, un tanto frío debido a algunos problemas con sus reproductores de CD. La sesión del gurú de origen francés (ataviado con una bufanda que acabó alrededor de su cabeza) fue evolucionando bien pero algo lentamente, tiempo que aprovechó para demostrar su gusto por el eclecticismo y regalar alguna perla de su colección más personal.

Los Naive New Beaters dieron el pistoletazo de salida al escenario Playa Club con un directo arrollador, los franceses poseen una puesta en escena tan atractiva como agresiva, en la que sus vestimentas, gestos y actitud en el escenario hacen las delicias del público. Además de esto su música y estilo (Electrónica divertida combinada de manera genial con el Hip Hop, el Funk y la música Disco) no dejó un sólo respiro en toda la actuación, en la que también hubo un buen nivel de interactuación con el público (ya que su cantante habla nuestro idioma). Por si fuera poco, el grupo francés aprovechó su presencia en el 981Festival para presentar una nueva canción que tocaron en exclusiva.

Al otro lado, en la sala Vodafone, el Mentor Roska hacía de las suyas y se metía a la gente en el bolsillo nada más comenzar. El de Rinse desprendió potencial, calidad y una absolutista destreza en los controles, lo que le da facilidad para navegar entre los temas, remixes y voces como el homónimo Roska, Roska, Roska! y crear una fantástica sesión plagada de Funkstep, Grime y Dubstep algo comercial entre los que cayeron varios temas de su primer LP “Square”. Hay que destacar el imparable carisma de este artista, quien con sólo levantar su brazo derecho mientras controla sus Pioneer, hace estallar la furia de los presentes.

Un Gilles Peterson entregado a las nuevas mutaciones de la Bass Music, dio un buen relevo al diamante en bruto de a escena de Glasgow (Lucky Me) y creador de uno de los sonidos más excitantes de los últimos años, hablamos del joven y desgarbado Hudson Mohawke. El escocés entró en escena más duro y comprometido de lo que puede pensarse cuando se le ve desplazarse por los pasillos y encaminarse hacia la cabina. HudMo destiló para los asistentes innumerables influencias y no necesitó de demasiadas florituras técnicas (que posee) para captar la atención de hasta los camareros de la sala. Se oyeron temas suyos y de su LP “Butter”, algunas referencias de Lucky Me y algunas que otra escapada, entre las que cabe destacar el subidón que provocó la entrada de uno de los singles del año, el “Work Them” de Ramadanman (algo que dice mucho de HudMo, que se atrevió hasta con temas con algo de sabor a Juke House).

Crystal Fighters son un grupo genial, que está cosechando una gran fama por su frescura y efectividad en los directos. Dentro del 981On no fue una excepción, salieron al escenario y supieron aprovechar el fantástico y caluroso ambiente que les dejaron los Naive, con un público entregado y esperando que el grupo de Indie Electrónico les pusiera los pelos de punta. Aunque se mostraron serios en general, su combinación de Rock con bases electrónicas e influencias del Folk vasco respondió a las expectativas.

En el escenario en el que Roska acababa de regalar a la gente uno de sus mejores sets del año (además de repartir unos CDs con su sesión en el pasado Sónar), aparecía en escena el señor Martin Buttrich. El alemán exprimió su Xone 92 hasta el límite y no defraudó a los asistentes con su live preparado con Minimal variado, sonidos al estilo Cocon y algo de Techno serio con el que preparó notablemente el ambiente para la entrada a los platos del gran Theo Parrish.

Después del diluvio UK del Mohawke, la sala Xacobeo se preparaba para bailar y sudar, mucho sudar al ritmo del sonriente Oliver Huntemann, quien ya anunciaba con su cara de bienestar y buena predisposición que iba a ser un cierre de sala para recordar. El de Hannover le sacó humo a su Traktor y consiguió reventar y poner a sus pies a la pista; una combinación de Techno culto, hipnótico y bien entendido, mezclas perfectas y un buen manejo de sus efectos hicieron vibrar hasta a los que estaban de paso.

Los WhoMadeWho llevaron al máximo nivel al escenario del Playa Club justo antes de que The Juan MacLean cerrará por completo el festival. Los daneses se enfrentaron con un público dispuesto a sudar hasta la última gota y respondieron al reto de manera visceral, repasando algunos de sus grandes éxitos y demostrando que en lo que respecta al Rock con tendencias electrónicas y algunas manías post-Punk son una de las mejores bandas del panorama internacional.

Para el cierre del escenario Vodafone estaba destinada la actuación más poderosa y culta de todo el festival en cuanto a un DJ/Productor se refiere (en teoría y en la práctica). El genio del House de Detroit  Theo Parrish y paisano de Moodymann, Rick Wilhite o Rick Wade (por nombrar algunos coetáneos que comparten su abstracción Deep) es toda una experiencia de conexión con el público, buenas vibraciones y una selección musical envidiable y muy arriesgada para los tiempos que corren. Un Theo animadísimo y sin para de moverse ni un sólo momento encandiló a todos sus fieles repartiendo su sesión entre clásicos del Paradise Garage (como el momentazo que se marcó con “I Want To Thank You” de Alici Bridges), Deep marca de la casa con su monotonía e hipnosis tradicional, algunos re-edits que publicó con su serie de maxis piratas “Ugly Edits” y algunos guiños a Ron Hardy y el House de Chicago. Sus pasión inicial dio paso a algo más de tranquilidad y eclecticismo final en el que el de Detroit incluso se permitió el lujo de poner un tema de Jazz-Funk de Jan Hammer. Casi seguro que una de las experiencias del 981Festival.

Salió serio y algo modosito. The Juan MacLean tenía la presión de mantener hasta el final el ambientazo que las tres formaciones que pasaron por el escenario del Playa Club consiguieron durante toda la noche. Una sesión lineal, pulcra y por supuesto siguiendo la línea que propone el sello DFA fue la que el artista norteamericano entregó al público del 981Festival, una evolución poco sorprendente pero bien ejecutada que sólo respondió a las expectativas.

En conclusión y con muchos momentos y experiencias en la cabeza, seguramente coincidiremos con la opinión de muchos asistentes al festival de A Coruña, esta sexta edición ha sido todo un espectáculo y todo un ejemplo de ambición, gusto y buena ejecución. Enhorabuena!


Contenido relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>