Shed “The Traveller”

Sobresaliente bajo. Creo que es el sabor de boca que te deja este álbum después de uno o dos escuchas, el sentimiento de que “podría haber algo más, por favor” o de “dónde están los demás temas?” persiste más de lo que me imaginaba la primera vez que le hinqué el diente al que para mi era el trabajo más esperado del año.

Rene Pawlowitz no es un músico o productor cualquiera, destinado a caducar en un determinado período de tiempo, Shed (WAX, EQD, STP o The Panamax Project) es de los pocos que se puede mirar la escena musical actual desde el palco presidencial sin tener que dar explicaciones a nadie, porque se lo ha ganado. El “elegido” como yo le llamo tiene tanto que decir que a uno se le hace difícil catalogar este “El Viajero”, publicado en el sello de su amigo y compañero en Hardwax Marcel Dettmann.

“The Traveller” (a diferencia de “Shedding The Past”, su primer largo) es más introspectivo de lo que todos esperábamos, más personal y autobiográfico que el material que Rene lleva publicando durante este 2010. Autobiográfico porque dicho trabajo parece viajar por si solo por todos los estilos e influencias que han conformado la figura del productor durante todos estos años; se visualizan las ya patentadas abstracciones percusivas que Shed coge prestadas del Breakbeat, el Uk-Garage o el Dubstep, se puede oler en ocasiones cierta nostalgia de los días en que el joven productor alemán se iba de rave, además de poder escuchar con todo lujo de detalles las diversas influencias que han marcado su cabeza y saber hacer, como por ejemplo el Techno de Detroit, el Minimal Techno y la IDM.

Este trabajo es una fusión completa de muchísimas visiones de una misma cosa, de la música electrónica, un viaje por los gustos y rasgos del carácter de un Shed que ha sido marcado por la huella del talento divino. Un talento que ya no pone en duda nadie, ya que realizar una autobiografía musical repasando todas y cada una de tus influencias y convertirla en esta salvajada está al alcance de muy pocos.

“Shedding The Past” acabó de presentar al niño prodigio de la Hardwax crew, fue una tesis sobre el Techno que debería considerarse esencial para cualquier amante del estilo (que tenga algo de ganas por visualizar su contínua evolución) y este “The Traveller” marca las claras intenciones del chico de ir a su puta bola; temas cortos, cultivados, concebidos para la escucha tranquila y detallada, de sosegada digestión y elegantísima facturación, todo muy separado del corte típico de casi todas las referencias del sello Ostgut Ton.

El sobresaliente bajo lo explicaría mejor que yo cualquier profesional de la docencia. Todos vosotros sabeis que es el deber de los mentores, tutores o profesores exigir lo máximo a cada alumno, haciéndole entender que siempre se puede ser mejor en algo y que los límites se los debe proponer cada uno en grado a su motivación…, lo que quiero decir con esto es que Shed es el alumno más listo de la clase, pero no debe fliparse, ya que puede dar más de si. Si hubiera algo real que achacarle a este trabajo en lo puramente práctico sería la corta duración y la extraña sensación de que nunca acaba de “culminar”, como un coitus interruptus después de meses sin penetrar que deja todo el merengue a expensas de ser liberado.

Qué se puede decir de todos los tracks que no se vaya a decir ya por ahí, la manipulación de sonidos es me pone tan cachondo que casi estoy escribiendo esta reseña con una erección debajo de mi computadora. No voy a entrar en definir ninguna de las pequeñas maravillas que componen este largo, ya que sería sacarlas de su contexto, sacarlas de su viaje, como si intentaras calificar cada parada o cada estación de uno de tus periplos favoritos.

Sólo se me ocurre una cosa para terminar de describir a mi manera éste, uno de los discos del año; mostrarle mi más sincero apoyo a Shed para que siga por este camino, porque es el camino de los mejores, de esos que un día serán recordados como los mejores productores de la historia de la música electrónica.

PD: Una frase que no me cabía en el el texto y que he decidido dejar sola: “El futuro del Techno pasa por sus manos”, y el que piense lo contrario puede empezar a pensar en poner una ración nueva de arroz a hervir.

Él es el elegido (rotundamente).

Frankie Pizá



Contenido relacionado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>